miércoles, 27 de septiembre de 2017

Javier Sachez: «Si alguien no quiere leer, sencillamente es porque no lo considera necesario»


Javier Sachez nació en Campillo de Llerena (Badajoz) en 1970. Es licenciado en Derecho y diplomado en Trabajo Social. Comenzó a escribir en el año 2003. Ha obtenido varios premios literarios en novela y poesía, como el premio de poesía Villa de Aranda, premio de novela Villanueva del Pardillo, premio de novela J.A. Saravia, premio de novela Ategua, premio de novela CERSA, Premio de novela La Serena; Premio de novela Calamonte Joven; Premio de novela Pancho Guerra y Premio de novela Juan José Plans. Ha publicado siete novelas y dos poemarios y ha colaborado en diversas publicaciones artísticas y literarias. Actualmente, reside en la ciudad de Mérida.


P.- Cuéntanos de qué trata Manual de pérdidas.
R.- Un profesor de Historia, ante la llegada de la enfermedad del Alzheimer, teme perder sus dos herramientas principales: la memoria y el lenguaje. Por ello, viajará por algunas ciudades junto a su hija, con la intención de devolver los libros que una vez le regalaron las personas importantes de su vida. Será un viaje físico, emocional y bibliográfico aunque finalmente no podrá evitar que se despierten los demonios del recuerdo.

P.-Inevitablemente, me ha recordado a la película Siempre Alice, que también trata el tema del Alzheimer en un ámbito académico. ¿En este caso, cómo afronta el protagonista la enfermedad?
R.- Él es consciente de que está frente a la última oportunidad de reconciliarse con su hija, con la que nunca mantuvo una relación cercana. El viaje será una excusa para lograr un acercamiento a Virginia y un motivo para despedirse de su pasado y de la gente que ocupó su vida anterior. Es un viaje de despedida por parte de Abdón, de sinceridad por parte de su hija y también un intento de despojarse de ropajes inútiles. Y ese proceso es doloroso. Varias personas me han escrito comentando que lloraron al leer la novela. Yo creo que eso es algo milagroso.


P.- En esta historia, la literatura parecer redimir a Abdón de ciertos comportamientos del pasado, ¿para ti también ha supuesto una escritura terapéutica?
R.- Todo acto creativo es, de alguna manera, terapéutico, pues obliga a poner sobre la mesa emociones desordenadas y conflictos internos. Crear una obra artística nos hace más humanos, más sensibles, y escribir una novela significa también enfrentarte al yo que no quieres ver. A ese tipo que, como decía Pablo Guerrero, está dictando normas dentro de tu bolsillo. Esta novela, en mi opinión, no trata sobre el alzheimer o sobre libros. Trata sobre la paternidad y la culpa.

P.- La metaliteratura se ha colado en tu novela. ¿Hay una relación simbólica entre los libros que devuelve y la vida del protagonista? 
R.- Es evidente en algunos libros que aparecen en la obra: los ratones de Tiempo de silencio que están condenados sin intuirlo siquiera; Don Quijote que, al igual que el protagonista, inició un itinerario circular acompañado por su escudero, o el poemario ¿Dónde ponemos los asombros?, de Delgado Valhondo.

P.- ¿Viajan solo por la geografía española?, ¿qué te impulsó a anclarte en determinadas localidades? 
R.- Sí. Viajan desde la ciudad de Mérida y visitan varias localidades del centro y sur peninsular. No deseaba novelar un viaje muy extenso, entre otras razones, para resaltar que las relaciones personales del protagonista no eran demasiado extensas pese a que él consideraba lo contrario.


Según el autor, esta imagen se refiere al estado emocional del protagonista que, al perder la memoria, 
se ve vagando en un desierto deshabitado y sin señales reconocibles, dando paso a la inseguridad.

P.- Manual de pérdidas ha recibido el I Premio de Novela Pancho Guerra 2017. ¿Qué ha supuesto este premio para ti y para tu faceta como escritor? 
R.- Muchísimo. Yo nunca estoy seguro de mi obra. Cuando las personas que conforman un jurado valoran tu novela, uno siente que ha llegado al interior de la gente que la ha leído. El premio fue muy reconfortante. No sólo por el reconocimiento recibido sino, fundamentalmente, por haber conocido allí, en Gran Canaria, al profesor Victoriano Santana Sanjurjo que, tras leer la obra, me animó y me aconsejó en todo momento. Incluso compartimos una mañana firmando ejemplares en la Feria del Libro de Madrid. Es una persona extraordinaria, llena de sabiduría y de bondad.

P.- Esta es tu sexta novela publicada, ¿qué temas empleas en tus textos? 
R.- Pues si repaso los temas tratados siempre veo un nexo común. Fundamentalmente, abordo temas relacionados con la injusticia social o la desigualdad: inmigración, enfermedad, racismo, guerras y en cómo afectan a personas de la calle. No lo hago conscientemente, pero siempre resulta así.

P.- Después de tu éxito en el campo literario, ¿se te ocurren ideas para fomentar la lectura en nuestro país?
R.- Hoy se dan todas las condiciones para que las personas lean, si ése es su deseo. Se supone que el analfabetismo está erradicado. Hay bibliotecas públicas que ofrecen libros gratuitamente; campañas de fomento de la lectura; programas en los centros educativos; centenares de concursos literarios; asociaciones literarias, clubes de lectura... Además, con la revolución digital los libros están disponibles en formato electrónico, baratos y cómodos de leer. Internet facilita la comunicación entre escritoras/es y lectoras/es y también entre éstos últimos. Si alguien no quiere leer, sencillamente es porque no lo considera necesario y, además, yo respeto la libertad del individuo que quiere leer y del que no quiere hacerlo.

P.- ¿Podrías recomendarnos un libro donde el componente metaliterario te haya gustado especialmente?

R.- Creo que la metaliteratura ocurre cuando la literatura habla de sí misma o de cómo se crea. Quizás podría nombrar el libro Ficciones, de Borges. Es un ejercicio extraordinario de imaginación, atrevimiento y buena literatura en el que el autor se atreve a escribir minuciosamente sobre libros que ni siquiera existen.


Entrevista realizada por María Bravo 


*  *  *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor, librero o editor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)







No hay comentarios :

Publicar un comentario