lunes, 20 de abril de 2015

"La huida", de Antonio Rivera


 "Comencé a escribir La huida a los 12 años tras tener un sueño cuando veraneaba en el pueblo"


La Casa del Libro
Comprar en papel o en digital
—¿No te hubiera gustado poder vivir eternamente?
—Creo que es mucho mejor saber que tu tiempo es finito. Así disfrutas más de los buenos momentos que te da la vida y cuando tienes en mente una meta eres más consciente de que no puedes perder un instante en conseguirla. Creo que si no tuvieses esa necesidad, la vida sería mucho más monótona, pospondríamos nuestros proyectos e ilusiones sabedores de que no tendríamos prisa para alcanzarlos y tampoco sabríamos vivir cada momento como si fuera el último.

* * *

1.- ¿De qué trata tu novela, Antonio?
    La huida narra la historia de Lekan y Alissé, dos jóvenes que deciden enfrentarse a todo tipo de peligros con el objetivo de buscar aliados para ayudar a sus congéneres, los cuales se encuentran cautivos y son usados como esclavos por los temibles y poderosos hólguls. En su viaje, conocerán multitud de criaturas que les enseñarán importantes lecciones y les ayudarán en su misión. Emoción, magia y fantasía se dan cabida en un vertiginoso relato lleno de aventuras. La novela intenta introducir valores importantes en la sociedad actual: como la empatía, el optimismo, la perseverancia, el perdón, el poder de la palabra y la amistad, entre muchos otros. 
 
2.- ¿Cómo es el mundo de La huida?, ¿qué tiene de fantasía?, ¿qué aporta de novedoso?
    Toda la trama del libro acontece en una isla, la isla de Heof, donde infinidad de criaturas mágicas y otros seres conviven a la vez que luchan para sobrevivir. La novela mantiene la concepción tradicional de algunos seres de la literatura fantástica, pero intenta dar un matiz distinto a algunos de ellos, como por ejemplo los magos. Aunque la novela tiene una influencia significativa en sagas míticas como El señor de los anillos o Harry Potter, la personalidad, poderes e incluso el aspecto físico de los magos cambia radicalmente en esta novela. Otro aspecto novedoso sería la inclusión de otros seres hasta ahora nunca mencionados: como los akeos, los snabbels o los poderosos y crueles hólguls.  

3.- Háblanos del personaje de Lekan, ¿es significativa su edad? ¿Cómo son los hólguls?

     Esta pregunta tiene que ver conmigo más de lo que deseaba cuando empecé a escribir la novela. Lekan ha sido desde el principio alguien muy relacionado con mi propia imagen, convirtiéndose a veces incluso en un ideal. Sin embargo, nunca me gustaba reconocerlo, pese a que las primeras personas que leían los primeros capítulos del libro –escritos cuando tenía 12 años–, me decían que Lekan se parecía a mí, lo cual yo intentaba negar siempre, con algo de vergüenza. Mi idea era crear un personaje distinto e independiente.
  Una anécdota que me gusta contar, es cómo con 12 años creé a este personaje, el cual tenía poderes y era capaz de hacer magia, y como yo posteriormente, cuando cumplí 17 años, me interesé por la magia y comencé a realizar espectáculos por todo Madrid y alrededores. Es curioso cómo los destinos de Lekan y el mío no estaban tan separados como quería inicialmente creer.

     En cuanto a su edad, en un primer momento, Lekan tenía 16 años, pero conforme la escritura del libro se alargó en el tiempo, su edad fue cambiando. Pasó a tener 18 años para finalmente llegar a 20, una edad que me pareció acorde con su madurez y personalidad.

4.-La portada del libro es digna de mención. Háblanos un poco de ella y quién la ha diseñado.
   La portada y las ilustraciones fueron algo que surgió de manera inesperada. Coincidí por casualidad con un conocido dedicado a la ilustración llamado JR Pinto, el cual se interesó por la novela y se ofreció a realizar las ilustraciones para la misma. En un principio a mí me interesaba únicamente realizar una portada atractiva, pero fue él quien me propuso y convenció para realizar varias ilustraciones a lo largo de la novela aludiendo al potencial que podía tener la misma.
     La portada fue el resultado final de un trabajo creativo proveniente de la fusión de mis descripciones y la imaginación del ilustrador.

5.-Llevas desde los doce años escribiendo esta novela, ¿qué te ha hecho demorarla tanto en el tiempo?
   Comencé a escribir La huida a los 12 años tras tener un sueño cuando veraneaba en el pueblo de mis abuelos (Amavida, Ávila). A partir de ese día, comencé a escribir e inventar una historia fantástica que poco a poco fui estructurando y completando. Sin embargo, tenía que continuar con mis quehaceres habituales: estudios, deportes, clases de inglés, por lo que únicamente escribía en contadas ocasiones. Sin prisa pero sin pausa, de manera constante.
     Con 18 años tenía prácticamente la totalidad de la historia en mi mente, pero lo difícil y tedioso era proyectarla sobre un papel en blanco. Sin perder de vista nunca mi objetivo, seguí escribiendo a la vez que comenzaba la carrera de Psicología y me sumergía en el sorprendente mundo de la magia. Pero terminé la carrera, y el libro todavía estaba por la mitad. Empecé a preparar oposiciones y me hice una promesa: si las aprobaba, dedicaría los 5 meses hasta la incorporación al puesto de trabajo para terminar el libro. Dicho y hecho. Justo días antes de comenzar a trabajar como residente de Psicología Clínica en Valladolid, terminé la novela. Sin embargo, no fue hasta año y medio después cuando la pude tener en papel, pues las ilustraciones, correcciones, búsqueda de editoriales, etc. hicieron que todo se demorase ligeramente.



6.- ¿Qué tal tu experiencia con la publicación?, ¿es cierto que pusiste en marcha un crowdfunding? ¿Cuánto tiempo tardaste hasta tener un ejemplar en papel?
    Como he comentado, estuve año y medio ultimando el tema de la publicación. Tras investigar y preguntar en varias editoriales, finalmente me decidí por la autopublicación.
     Para intentar financiarlo, creé un Crowdfunding para tratar de captar personas que me ayudasen a lograr el objetivo de ver mi novela publicada. El sistema consiste, para el que no lo conozca, en ofrecer “recompensas” (bienes o servicios) a cambio de aportaciones económicas para el proyecto.
   
Finalmente no llegué a la cantidad impuesta en el Crowdfunding y no pudo ser completado. No obstante, muchas personas mostraron su interés en colaborar, lo que me impulsó a invertir yo mismo el dinero y vender los ejemplares a las personas interesadas. En este caso, el Crowdfunding sirvió como herramienta de promoción de mi proyecto. Tras contactar con la editorial, en menos de un mes tuve mis libros y el material de merchandising en casa.

7.-Veo que cultivas la fantasía. ¿Pero también lees este subgénero o te inclinas por otro tipo de lecturas? Háblanos de tus referencias culturales.
     Los relatos de fantasía siempre han sido mis predilectos, habré leído decenas de ellos. Las novelas de misterio e intriga como la colección de Sherlock Holmes y los libros de Agatha Christie me encantan. En mi infancia también disfrutaba con cómics del tipo: Las Aventuras de Tintin, Asterix y Obelix o Mortadelo y Filemón.
   Unos años más adelante, las novelas de Matilde Asensi, Arturo Pérez-Reverte o Ken Follett, por nombrar algunos de ellos, están entre mis favoritas. Actualmente, tengo poco tiempo para leer otra cosa que no sean libros, artículos o manuales de Psicología, y si tengo tiempo, intento siempre que puedo leer libros de técnica y teoría de la Magia.

8.- La psicología, la magia y la escritura parecen tres aspectos muy dispares, ¿qué te proporciona la escritura que no lo hace la psicología ni la magia?
   Aunque a primera vista parezcan dispares, creo que tienen muchas cosas en común. Tanto la magia como la escritura tienen la capacidad de crear mundos o circunstancias inverosímiles. La imaginación juega un papel esencial en ambas y la narrativa es primordial.
     Por otro lado estaría la relación con la psicología. En este caso, creo que es imprescindible usar aspectos psicológicos a la hora de escribir una obra. En esta novela he intentado que la personalidad de los protagonistas y los valores que transmiten sean educativos y didácticos. Mi intención ha sido expresar desde el punto de vista de los protagonistas aspectos como la empatía, la confianza en uno mismo, la importancia de vivir el presente, etc. Aspectos que creo muy importantes para la formación de la personalidad de las generaciones venideras. Este tema es algo que ya se está tratando de inculcar desde la escuela con los programas de Inteligencias Múltiples. La novela iría más centrada a reforzar los aspectos intra e interpersonales de la inteligencia emocional.

9.- ¿Qué libro nos recomendarías para esta primavera?
    Os recomendaría algún manual de psicología o algún texto de Freud, pero creo que –fuera de broma–, La huida seguro que es mucho más interesante, didáctica y amena.

Antonio Rivera (Madrid, 1988) es Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad, trabaja como Residente de Psicología Clínica en el Hospital Río Hortega de Valladolid y tiene un Master en Psicología del Deporte, realizando sus prácticas la pasada temporada como Psicólogo de las categorías inferiores del Real Valladolid Club de Fútbol.
     Desde los 18 años se ha formado realizando los cursos de Monitor y Coordinador de Tiempo Libre y se sumergió de forma completamente autodidacta en el arte de la Magia, trabajando en la actualidad como Mago en eventos y fiestas en Madrid y Valladolid bajo el nombre de el “Mago Toni”, realizando magia tanto en Español como en Inglés.
      La magia inundó su vida por completo. Siempre que puede, colabora con asociaciones y ONG’s para realizar espectáculos de magia solidarios en hospitales, centros relacionados con la salud mental, residencias de ancianos y todo tipo de lugares en los que no es sencillo el acceso a ese tipo de recursos.

 
 Podéis encontrarlo en: 
     -Su página de facebook: www.facebook.com/lahuidalibro
     -Su web personal: www.magotoni.com 



*   *   *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

miércoles, 15 de abril de 2015

Entrevista a Victoria Fernández, directora de la revista CLIJ

"Vivimos en una sociedad bastante
 ajena a la industria del libro"


Fuente: Flirck. Casa de América

La boca del libro entrevista a Victoria Fernández, la directora de la revista CLIJ, con motivo de la celebración del Día del Niño. Nos cuenta las entrañas de la revista, la magia que existe en cada una de sus portadas o cómo se encuentra la literatura infantil y juvenil en la actualidad.


1.-La revista se fundó en 1988, ¿cómo y dónde fueron vuestros inicios, Victoria?
     A raíz de mi colaboración con la revista Cuadernos de Pedagogía, en la que realizaba un suplemento semestral dedicado a la literatura infantil y juvenil (LIJ), y ante el auge que estaba tomando la edición de libros para niños y jóvenes, el editor de Cuadernos creyó oportuno lanzar una revista especializada en el género, me pidió un proyecto, y así nació CLIJ.

2.-¿Cómo definiríais vuestra revista en la actualidad?, ¿ha cambiado la finalidad de CLIJ desde sus inicios?
     CLIJ sigue siendo una revista especializada en LIJ. Y sus objetivos, los mismos: informar, debatir y promocionar la LIJ y la lectura de niños y jóvenes.

3.- Vuestra revista va destinada a profesores, padres y madres, bibliotecarios o estudiosos de la literatura infantil y juvenil, ¿por qué no focalizasteis vuestra atención en los más pequeños en vez de focalizarla en los adultos?
     Partimos de la base de que son los adultos quienes deciden qué leen los niños, y que es a ellos a quienes hay que darles herramientas para que conozcan lo que se publica, que es mucho (y poco difundido en los medios de comunicación generalistas), y puedan seleccionar, con criterio, las mejores lecturas.
 
4.-¿Cuáles son los escritores estrella, los preferidos por los niños y jóvenes?
     Entre los jóvenes, Jordi Sierra i Fabra y Laura Gallego son muy populares, y entre los niños triunfan series humorísticas como las de Jeronimo Stilton, Greg, Las Tres Mellizas

5.- ¿Qué autores podremos ver en este año 2015?
   Sin duda, los premiados en el centenar de premios literarios que se convocan anualmente en España, y de los que informamos, puntualmente, desde CLIJ, en un dossier especial “Premios del Año”, que publicamos cada mes de mayo, y en el que se alternan autores consolidados y autores noveles. Además de traducciones de obra extranjera, que vienen avalados por su éxito en sus países de procedencia.



6.- Le dais mucha importancia a las portadas. ¿Cuál os ha resultado especial o no vais a olvidar nunca?
      Todas nuestras portadas son “especiales”, porque intentamos seleccionar a quienes, según nuestro criterio, son “los mejores”: grandes ilustradores de carrera consolidada, emergentes que sorprenden con sus primeros y novedosos trabajos, autores que se atreven con proyectos arriesgados. De todos ellos recordaremos siempre su generosa colaboración con la revista.

7.-¿Nos podéis ofrecer un adelanto de las grandes portadas que aparecerán este año 2015?
     No, porque la programación de portadas es lo último que cerramos. Vamos siguiendo la actualidad y decidimos en función de las novedades. De momento, hemos dedicado la portada del número de enero-febrero a Manuel Marsol, un emergente que comienza a alcanzar importantes reconocimientos (Premio Álbum Ilustrado Edelvives y Premio Catálogo Iberoamericano de Ilustración), y en el número de marzo-abril al “maestro” José Ramón Sánchez, Premio Nacional de Ilustración 2014. Para el número de mayo y siguientes, todavía estamos estudiando varias opciones. Se verá.

8 .-¿Cómo describiríais la literatura infantil y juvenil en la actualidad?
     Es un género ya consolidado, con un buen nivel de calidad y amplia producción. En la industria editorial es uno de los sectores más dinámicos y estables.

9.- ¿Qué géneros son los que predominan?
     No hay, actualmente, un género predominante. La oferta es amplia y variada: realismo, fantasía, aventuras, intriga y misterio, humor, poesía, sin olvidar la especialidad de los álbumes y libros ilustrados, del cómic y de las novelas gráficas, que cada vez tienen un más amplio abanico de seguidores entre lectores de todas las edades.

10.- ¿A qué autor rescataría del pasado para que siguiera escribiendo libros infantiles y juveniles?
     Quizás a Arnold Lobel, autor e ilustrador de la maravillosa serie para pequeños Sapo y Sepo.

11.- ¿Los niños y jóvenes leen en nuestro país?
     Sí, claro que leen. Pero quizás más forzados por la prescripción escolar que por simple gusto o por afición. Vivimos en una sociedad bastante ajena a la cultura del libro, por lo que, en este contexto, es difícil desarrollar hábitos lectores.

12.- ¿Qué se tendría que hacer para incentivar su lectura?, ¿qué grado de responsabilidad tienen los padres?
     Como ya dijera el profesor Marina, “para educar a un niño hace falta la tribu entera”. Desde la familia y la escuela, pasando por los medios de comunicación y las políticas culturales de la administración, todos somos responsables del caldo de cultivo en el que los niños crecen y pueden llegar a ser lectores.

13.- Por último, ¿podría recomendarnos un libro para todas las edades?
     Imposible. Cada lector, sea cual sea su edad, es un mundo, con gustos, intereses y expectativas ante la lectura, diferentes. Pero la LIJ está llena de libros espléndidos que pueden disfrutar los buenos lectores de todas las edades. Recurrir a los clásicos, tanto los contemporáneos (innovadores del siglo XX, que ya se han ganado tal honor) como “los de siempre”, puede ser una buena recomendación. Nunca fallan.

 * * * 

Gracias por tu visita a La boca del libro, Victoria. Esperamos que el libro se convierta en un reclamo indispensable para todas las edades. 

lunes, 6 de abril de 2015

"Cándida" y "Solaris" cara a cara

Os presento la sección "Reseñas dispares", un espacio donde hablaré de las novelas que he leído y os las mostraré en reseñas de tamaño reducido. ¿Cuál de las dos ganará en este duelo literario?, ¿los personajes podrán viajar de un libro a otro? Las preguntas son múltiples, pero las respuestas solo están en manos del lector.  

 
Cuando Dios aprieta, ahoga pero bien, de Guillermo Fesser.  

Al niño lo tuve seis meses en el bote de alcohol y, la verdad sea dicha, se conservaba fenomenalmente. Yo lo quería mantener disecado, pero mi madre sugirió de ir a darle sacrosanta sepultura. Lo metí en una caja de estas grandes de las medicinas, una que es en blanco con dos rayas verdes. Fuimos al cementerio, hicimos un agujero y lo enterramos. Seguramente se lo comería un gato (pág. 160). 

La historia la cuenta Cándida y la transcribe Guillermo Fesser (Gomaespuma). La mujer, natural de Jaén y madre de ocho hijos, narra su vida desde su nacimiento hasta que es abuela. Es un tono informal y divertido donde las situaciones más lamentables y deprimentes (pobreza o drogas) son contadas con dosis de humor, como si Cándida viese su vida como un proceso normal de penurias. En ocasiones la historia se vuelve demasiado atropellada, y si te saltas dos o tres párrafos te pierdes la historia. Es un ritmo rápido y dinámico hasta el exceso. Sobre todo al principio, cuando estás intentando ubicarte dentro de la historia.
     Posteriormente, Cándida protagonizó programas de críticas de cine y fue locutora de radio. Cuanto más te metes dentro de su universo, más cariño la tienes. Ponga usted una Cándida en su casa y verá cuánto cariño le da esta mujer que se pasó toda la vida de fregona.
 

   Lo mejor: el tono que emplea y cómo transforma el dolor en humor.
   Lo peor: cómo resuelve el final. De alguna manera se debe salir de ese círculo rutinario, y el final sucede de manera cortante con un viaje repentino (y felicidad para todos. Fin). Un deus ex machina precipitado.
   Material adicional: La película, dirigida por Fesser. Es muy buena. Si investigas en Youtube, encontrarás sus vídeos, donde hace críticas a películas como Sexo en Nueva York, Babel o Los Simpson. Todo un mundo por explorar. 


Solaris, de Stanislaw Lem.

En realidad, como descubre el lector superviviente de Solaris, todos estos extraterrestres no son tales, sino todo lo contrario: son "nosotros". Y cuanto más nos esforzamos porque sean menos "nosotros", más patéticos resultan nuestros resultados (Prólogo). 


Y de un mundo, pasamos a otro de tintes solaristas. Poco a poco se expande mi incursión por la ciencia ficción. Esta novela llevaba tiempo en mi lista de espera. Quizá la cubierta del libro me convenció del todo. Solaris es un planeta tres veces más grande que la Tierra recubierto de agua gelatinosa. No pasa nada y pasa de todo. Un bebé gigante aparece en la superficie y visitantes se presentan en la nave. Parece que el planeta sondea la mente de los tripulantes mientras sueñan y crea réplicas de personas allegadas a ellos que solo pueden vivir dentro la nave. 
    La historia la cuenta Kris Kelvin en primera persona. No se puede contar más, el movimiento solarista se vive y se imagina de una manera desbordante. El prólogo de Jesús Palacios es increíble y te ayuda a contextualidad lo que vas a descubrir.

  Lo mejor: el hechizo que ejerce el planeta sobre el lector y el discurso que se hace de él al final. Por cierto, un gran final
   Lo peor: ciertos datos científicos que entran por un ojo y salen por un oído. También el tiempo que pasan en la nave. ¡Tenéis todo un planeta por descubrir, salid ahí fuera y cubrid la noticia!
   Material adicional: recientemente he visto la película de Tarkovski, de 1972, que dura 160 minutos. No la veas si no has leído el libro. Es como tirarse de cabeza de manera perfecta a una piscina sin saber nadar. Cuantos más minutos pasaban, más amor tenía hacia el libro. También hay otra, dirigida por Steven Soderbergh en 2002 (con George Clooney).
  


* * * 

Entre las dos novelas, me quedo con Solaris por mostrarme un mundo distinto. De todas formas, ¿os imagináis a Cándida en Solaris?, ¿cómo narraría su incursión al planeta? Y, por último, ¿a qué personaje literario o escritor mandaríais a un planeta inhóspito?