miércoles, 31 de octubre de 2012

Biblio-Cine-Club, reseñas en Halloween


¡Llegó el día! Seguramente muchos os acordaréis de una publicación que colgué en el blog a principios de mes: Biblio-Cine-Club: Clásicos en Halloween. Me había apuntado a una propuesta que consistía en leer un libro y ver una película de miedo y después comentarla. Pues bien, ya os traigo la reseña y mis impresiones, idóneas para estos días de disfraces, crisantemos y huesos de santos.



 
El juego de los niños, Juan José Plans


Al volver a pasar delante del altar mayor, se detuvo un instante ante la figura de Cristo.
     —Son niños... —murmuró con voz quebrada. 

Turbadora. El juego de los niños, de Juan José Plans se publicó en 1976 por Sala Editorial, pero no fue hasta 2011 cuando se volvió reeditar de la mano de Página Ediciones. Es un libro cortito, de apenas 200 páginas.
     Inocente. Nada más ver la portada, parece asegurar una lectura cargada de miedo. ¿De quiénes son todas esas muñecas sucias y despeinadas que estiran sus bracitos?, ¿qué intentan alcanzar?, ¿por qué? He de confesar que antes de empezar el libro no supe bien de qué trataba porque quería sorprenderme, inquietarme. ¿Aparecerían fantasmas, muertos, torturadores de niños, sádicos en potencia? Intentaré no desvelar nada. Resulta que cuando comenzamos a leer, surgen diferentes tramas de personajes que aparentemente no tienen nada en común, hasta que el narrador va acaparando poco a poco la historia de Nona, embarazada de siete meses, y Malco, su marido, que deciden pasar unos días de vacaciones en la "apacible" isla de Th'a. Sin embargo, la tranquilidad pronto se torna en pesadilla. Se encuentran encerrados en una isla donde parece que no hay nadie, hace un calor insoportable y el ambiente es cargante y claustrofóbico. 
     Mutiladora. A medida que leemos esta novela, escrita en tercera persona, vemos muchos temas recurrentes tales como el sexo, la violencia o la maldad. Todos alcanzan una lógica aplastante por los sucesos que van ocurriendo dentro de la isla. Eso sí, es una lógica que reposa en tu cabeza al terminar de leer el epílogo y pensar con frialdad "¿y si...? ¡Les estaría bien empleado!". Por otro lado, el narrador emplea un lenguaje sencillo, claro y conciso, vamos, sin florituras. Por ello sin ninguna duda, el punto fuerte del libro es que te hace analizar ciertos aspectos de la vida.
     El juego de los niños forma parte de una trilogía compuesta por otros dos libros: Paraíso Final (1975) y Babel Dos (1979). Los tres tienen el mismo escenario: una isla imaginaria y misteriosa.

Por otra parte, Juan José Plans, ¿quién es este escritor que escribió una novela de terror en los tempranos años 70? Nació en 1943 en Gijón y su carrera pronto estuvo ligada a la comunicación en la radio, en el periodismo y en la literatura. Entre 1994 y 2003 presentó los programas radiofónicos Sobrenatural e Historias en RNE. Como escritor se especializó en el género fantástico, de científica ficción y terror tanto en novela como en relato corto. Recibió el Premio Nacional de Relatos de Ciencia Ficción por "El retorno". Con todos estos antecedentes no es de extrañar que sea el mayor representante de literatura fantástica en España, un género que  comenzó a desarrollarse en los años 70 en nuestro país.
     Nada más sacar la novela, el director de cine Narciso Ibáñez Serrador, estrenó la película ¿Quién puede matar a un niño? en 1976 con ligeros cambios en el guion. No os quería poner el trailer, para darle más intriga a la novela, así que depende de vosotros, si queréis darle o no al play.




Así que ya sabéis, si queréis conocer más sobre los orígenes del relato de ciencia ficción y terror en nuestro país, que sepáis que la figura de Juan José Plans es indispensable. Os recomendaría:

- Biografía del escritor  (en wikipedia).
- La literatura de ciencia ficción, escrito por Juan José Plans y publicado en 1975 por la Editorial Prensa Española, Magisterio Español, Editora Nacional, dentro de la Colección Biblioteca Cultural RTVE (19). 


* * *


Al final de la escalera, Peter Medak

Primer plano de la casa: una escalera empinada, que parece no tener fin y que se pierde entre los escalones de su propia estructura. Allá, arriba, la cámara refleja oscuridad, misterio y la figura de un alma atormentada por un tétrico pasado.

Es curioso ver cómo va cambiando el género de terror en el cine. Vamos, que si me dicen que esta película es del 2012 le hubiera puesto un 1 en una escala del 1 al 3 (y hubiera sido demasiado benevolente), pero, PERO, al estar rodada en 1980, la cosa cambia mucho. No hay duda de que los géneros van evolucionando, y con ellos el miedo, los espíritus y los efectos especiales. Por ello, cuando comencé a verla, me pregunté ¿cómo serán los fantasmas que aparezcan?, ¿estarán cubiertos con una sábana blanca? ¿habrá sangre? ¡Qué tensión!
     La historia trata sobre la trágica vivencia del Jhon Rusell, destacado músico de profesión. Tras perder a su mujer y a su hija en un accidente de tráfico hace las maletas y se traslada a Chicago, exactamente a una lujosa mansión que lleva desocupada varias décadas. Poco a poco, van ocurriendo extraños incidentes en la casa, susurros, ruidos o golpes que se repiten. Por ello, Jhon comienza a investigar el pasado de aquellas paredes y, a medida que lo hace, se irá metiendo en una historia plagada de secretos con una suculenta trama donde se verá implicado hasta algún que otro miembro del Estado.
     Al final de la escalera se muestra inquietante porque no sabes de qué forma se van a desarrollar los sucesos paranormales. Sin embargo, la película va mucho más allá de eso por la trama que desarrolla. La intriga y el suspense se hacen dueños de la historia y poco a poco se van formando dos historias paralelas: el pasado y el presente. Sin ninguna duda, este es el punto fuerte de la película: la historia que cuenta
     En la película noté un gran uso de planos picados. Estos planos son los que se graban con la cámara por encima de los ojos o más arriba, y están orientados ligeramente hacia el suelo. Por lo que sé, se usan en el cine para reflejar el aspecto psicológico del personaje, generalmente representado en una escala social baja o también para hacer ver que alguien es inferior o débil a las circunstancias expuestas.

Escena de plano picado. Jhon Rusell en su habitación,
con la escalera (siempre presente) al fondo.

     El título original de la película es Changeling y, aunque no sea el tipo de miedo que esperáis encontraros en esta década del siglo XXI, donde todo vale, os recomiendo verla, porque fue el antecedente de otras muchas películas de terror que se filmaron en la década de los ochenta, tales como El resplandor o Poltergeist. Os dejo con una escena de la película en donde misteriosamente cae del final de la escalera una pelota igualmente misteriosa (¡qué hubiera sido del cine de terror sin pelotas!, tan recuerrentes en el cine de este género, por otra parte):


 


Para consultar la ficha técnica de la película, así como críticas, tráilers o puntuaciones, lo podéis hacer en Filmaffinity.




Y como seguro que también a vosotros no os falta un buen arsenal de novelas y películas de terror... ¡que el miedo os acompañe en la noche de Halloween!







martes, 16 de octubre de 2012

Librería "Libros Libres". Te llevas un libro y no pagas nada


 Espera, ¿qué existe una librería donde puedes llevarte todos los libros que quieras y no pagar nada? ¡Efectivamente! La hay, está en Madrid y se llama "Libros Libres". Corresponde a la iniciativa de la ONG Grupo2013 (formado por la Asociación de Maestros y Alumnos Solidarios), y lleva abierta desde el 14 de septiembre del 2012. Su objetivo es promover y fomentar la cultura y la lectura de manera gratuita.

     ¿De dónde salió esta propuesta? La idea surgió de un proyecto de las mismas características que se está llevando a cabo en Baltimore, Estados Unidos, desde 1999, y se llama: "The book thing of Baltimore". El Grupo2013, que se encarga de fomentar la escolarización en países en desarrollo y mejorar la educación en España, se hizo eco de esta iniciativa y la puso en práctica en la Comunidad de Madrid y en otros países en vías de desarrollo. 
 
     ¿Se puede colaborar en esta iniciativa? Sí, de hecho, la librería se sustenta de donaciones privadas, de organizaciones y de pequeñas empresas. Sin embargo, si quieres colaborar puedes llevar libros, diccionarios o material escolar. Todos ellos tendrán un sello acreditativo de que ese libro es de "Libros Libres": Este libro es libre, no se compra, no se vende, y ya pueden estar listos para que la gente se los lleve. También aceptan DVDs en la sección "Cine Libre", aunque estos tienen un precio para el que los quiera comprar o alquilar. Y no te preocupes si vas a la librería y está cerrada, ya que tienen un contenedor de libros las 24 horas donde los puedes depositar. Por otro lado, también puedes aportar horas de voluntariado de cara al público, ofreciendo talleres u organizando libros.

     ¿Se les puede ayudar económicamente? Sí, la librería tiene una cuenta bancaria donde se pueden hacer donaciones privadas. También es posible hacerse suscriptor desde 12 euros al año. Además, tienen que conseguir 365 suscriptores en un año para que el proyecto siga en pie, pero creo que ya han rebasado ese número. El dinero que se recaude se empleará para el mantenimiento del local, para pagar al personal a cargo de la librería y para otras acciones culturales relacionadas con la educación y la lectura. Aun así, "Libros Libres" recibe apoyo económico de Fnac, Banco Popular, Fundación Pablo Iglesias y Play Guru.

Interior de la librería "Libros Libres"
    
Así que ya sabéis, si tenéis muchos libros en casa y queréis que tengan más utilidad que la de recibir polvo en las estanterías, o simplemente os apetece daros una vuelta por las calles de Madrid, no perdáis de vista la siguiente dirección:


 C/Covarrubias, 7, bajo derecha. C.P 28004
Metro: Alonso Martínez, Bilbao
Horario: de 12:00 a 20:00 de lunes a domingo.
 Teléfono: 912821001
correo: info@librerialibroslibres.org


 




Y vosotros, ¿conocéis alguna librería en vuestra ciudad que sea diferente al resto? 

Enlaces de interés:
   -Web de "Libros Libres": http://www.librerialibroslibres.org/
   -"Libros Libres" en Facebook y Twitter.


            

jueves, 4 de octubre de 2012

Biblio-Cine-Club: Clásicos en Halloween




Queda menos de un mes para la noche de las brujas, el día de todos los santos, halloween o la noche de los muertos vivientes (bueno, esto último para los más extremos). Ya sabéis que es un mes donde la temática de miedo y terror abunda en libros, cine, televisión y blogs de Internet. Y yo no he querido ser menos, así que me he apuntado a la propuesta organizada por El escalpelo literario y Zona Excéntrica, en la que hay que elegir entre una de las tres modalidades de terror y leer uno, dos o tres libros y ver una, dos o tres películas del mismo género. Yo me he apuntado a la Modalidad 1 (temerosos), por lo que he escogido un libro y una película de miedo. No hay problema en encontrarlos en tiendas o bibliotecas, pues ellos te mandan el material.
     Así que os animo a participar a todos los que tengáis blog. Yo publicaré la reseña del libro y la película que elija uno de los tres últimos días de octubre (29, 30, 31). 
     
   
  

LIBRO ESCOGIDO: 

El juego de los niños
Me ha llamado la atención su portada, y después de leer en Internet, creo que es una novela que no tiene desperdicio.
 
Juan José Plans 
Narrativa
La Página Ediciones, Tenerife, 2011
Primera edición, 1976
Número de páginas, 119

El juego de los niños es una novela sobrecogedora que nos sumerge en una inquietante y sorprendente pesadilla, en la más apocalíptica realidad que mente humana pueda concebir. Novela de culto e hito del género de terror, nos reencontramos 35 años después de su primera y única edición y continúa igual de viva.







PELÍCULA ESCOGIDA:

Al final de la escalera  
De acuerdo, su portada no llama en absoluto la atención, ni siquiera un poquito. El tipo que se encuentra en primer plano parece un detective amigo de Colombo, y el objeto que baja por las escaleras resulta imposible de adivinar, pero no penséis más, no os esforcéis, que os lo resuelvo yo. Es una silla de ruedas. Aún así, le he dado una oportunidad.


Peter Medak
Canadá
1980
109 minutos de duración

Una noche, el compositor John Russell se despierta bañado en sudor como consecuencia de una pesadilla y vuelve a oír el extraño ruido procedente de una de las habitaciones del piso de arriba. Desde la terrible muerte de su familia, John ha estado viviendo en esa casa solitaria a la que se trasladó con la esperanza de recuperar la paz interior, pero paz es algo que no ha hallado, pues en numerosas ocasiones ha creído ver el cadáver de un joven. Cuando empieza a creer que ha perdido el juicio, registra la casa y descubre una entrada secreta un antiguo cuarto infantil olvidado desde hace mucho, donde encuentra una silla de ruedas y una caja de música, John siente que allí ha sucedido algo terrible e intenta establecer contacto a través de un médium. La siniestra sesión de espiritismo revela, que un espantoso crimen ha quedado sin vengar. Hasta ahora.





Recordad que si queréis participar tenéis que entrar en uno de los dos blogs citados arriba y apuntaros antes del día 7 de octubre.



¡Que el miedo os acompañe!









lunes, 1 de octubre de 2012

Ken Follett, el regreso de un escritor de ventas


Ken Follet al lado de su estatua en Vitoria-Gasteiz (España).
Premio Olaguibel del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro por su contribución
a la promoción y a la difusión de la arquitectura (2008)

El 20 de septiembre de este año 2012, salió al mercado la ansiada segunda parte de la trilogía “El Siglo”, del escritor galés Ken Follett (Cardiff, Gales, 5 de junio de 1949): El invierno del mundo. Su formato literario es fácilmente reconocible en países de medio mundo, tanto por la extensión de sus páginas como por la trama folletinesca que absorbe desde el primer capítulo. Argumentos previsibles, personajes tipo y un sinfín de tramas constituyen a un escritor altamente consagrado en el mercado literario, y que, además, se mantiene entre los primeros puestos en listas de ventas de libros de medio mundo, con más de cien millones de ejemplares vendidos. 
 
      Seamos honestos, si abrimos un libro de Follett, ya sabemos lo que nos vamos a encontrar, puesto que su último best seller no es más que una réplica estructural de los anteriores, como Los pilares de la tierra, Un mundo sin fin o Una fortuna peligrosa (entre otras decenas de títulos). No obstante, en mi opinión ello no desmerece en absoluto su labor como escritor; al contrario, realiza un ejercicio de entrega para sus fieles lectores, habituados a su forma de redactar desde finales de la década de los años setenta con una novela que le llevó a la fama internacional: La isla de las tormentas (premio Edgar, 1979), llevada al cine con el título El ojo de la aguja. Comenzó escribiendo variaciones temáticas de suspense de espionaje clásico pasando por todos los escenarios belicosos del siglo XX: la Europa de la I Guerra Mundial (El hombre de San Petersburgo), Irán o Afganistán (Las alas del águila, El valle de los leones), completando hasta seis novelas en esta primera etapa. 
 
      Un segundo momento literario comienza a finales de la década de los 80 y principios de los 90 con los siguientes títulos: Los Pilares de la Tierra (Inglaterra medieval), Noche sobre las aguas (vísperas de la II Guerra Mundial), Una fortuna peligrosa (época victoriana) y Un lugar llamado libertad (Revolución Americana). En este periodo dejó a un lado las novelas de suspense de espionaje para escribir contextos históricos relevantes. Las líneas argumentales se multiplicaron, al igual que el reparto de personajes. Sin embargo, la temática de Follett nunca se desvinculará del suspense dentro de un u otro contexto, por lo que, a finales de los 90, sus tramas se centrarán en la alta tecnología en: En la boca del dragón (1998), El tercer gemelo (1997) y Alto riesgo (2003), novela que ganó el premio Corine o En el blanco (2005).

     En el año 2007 volvió a sus orígenes y publicó Un mundo sin fin, la segunda parte de Los pilares de la Tierra. Esta afición por los libros gruesos seguiría con el comienzo de la trilogía “El Siglo” (La caída de los gigantes y El invierno del mundo). La caída de los gigantes narra la historia de cinco familias durante los años turbulentos de la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa. Por otro lado, los protagonistas de El invierno del mundo son los hijos del primer libro de la trilogía, y se centra en la II Guerra Mundial, la Guerra Civil española y las bombas atómicas. No sería de extrañar que la tercera parte de la trilogía apareciera en el año 2014, aunque lo que sí es seguro es que versará sobre el periodo de la Guerra Fría.  

     Como vemos, todos estos títulos siguen casi una estructura fija compuesta por múltiples tramas argumentales (intensificadas en esta última etapa) abanderadas por momentos históricos relevantes: construcciones catedralicias, pestes que asolaron la Europa medieval, usos esclavistas, grupos de espionaje o contextos bélicos de las distintas Guerras Mundiales. Cada uno de ellos parece paralizarse en el tiempo para mostrarnos un desfile de arquetipos de personajes que oscilan, de una forma maniquea, entre el más malvado aristócrata, sacerdote o personaje influyente, hasta el más honrado, atractivo y solidario trabajador de clase baja de la sociedad. Todo ello sin olvidar en ningún momento al personaje femenino, que siempre aparece como parte imprescindible y luchadora de la obra. Así, nombres y caracteres con nombres propios se enzarzan en el simple hecho de la supervivencia.

     Y es que Follett tiene un plan: vender a la vez que fascinar. Te sientes de lleno en la época descrita, pero no como un mero espectador de sentimientos, sino como parte integrante de ellos. Las palabras fácilmente se convierten en imágenes en nuestra cabeza, y las escenas, que el escritor galés ha meditado y pensando para nosotros, se codifican. Es una codificación basada en subidas y bajadas dentro de la acción dramática, en donde nunca cierra una página sin que tengamos algo a lo que aferrarnos para continuar leyendo. De esta forma, Follett no escribe momentos triviales, y todos los detalles compendian una acción o arquetipo por el cual podemos descifrar cómo desembocarán los personajes. Esta especie de montaña rusa desciende al subsuelo para recoger a caracteres pobres y arrastrados, y vuelve a subir estrepitosamente hasta personajes acaudalados. Todos ellos se debaten entre el amor, la intriga, las traiciones y el honor.

      Aparentemente no es un entramado complejo (rectifico, él nos hace ver que la elaboración no ha sido compleja) y encima el escritor galés facilita comprensión al lector, que comienza siendo el primer y último eslabón de una idea previamente meditada: dar al consumidor lo que quiere leer. Es más, seré sincera, sus libros están hechos para vender, simplemente. No es nada malo llegar a la treintena de novelas (algunas de ellas no publicadas en español) marcando el mismo patrón argumental y además haciendo de ello una lectura fácil. ¿O es que necesitamos una obra de tintes filosóficos o complejos para reconocer la valía de un escritor? Yo reconozco el gran mérito de Follett, ya que, detrás de ese círculo de compra-venta se oculta una mente maravillosa, una mente que sabe desglosar a la perfección diez, veinte o treinta personajes y que todos ellos confluyan hacia un final común; una mente que forma un rompecabezas impecable en su desarrollo compositivo. 

      Ya veis, el escritor galés, que adquirió su gusto por la escritura tras leer las novelas de Ian Fleming (James Bond), deja huella, y cuando lo terminamos de leer, parece que los personajes ocupan nuestra habitación, no se van de nuestra cabeza y actúan como entes invisibles que nos acompañarán los próximos días. Después, poco a poco la huella de Follett se va disipando a medida que nuestra vida se posiciona en el siglo XXI y que nuestra historia vuelve a su cauce. ¡Bravo, Ken Follett!, y adelante con esta nueva novela: El invierno del mundo. 

***

Por último, y no por ellos menos interesante, os diré que Ken Follett también toca la guitarra en el grupo londinense Damn Right I've got the Blues. Quizá no es lo mejor que habéis escuchado, pero seguro que no os resultará indiferentes. En esta entrevista, realizada por Buenafuente, se arranca a tocar y a cantar:  


 

 Páginas relacionadas:
   -Su página web oficial en español. En ella puedes leer las primeras páginas de su última novela, El invierno del mundo, escuchar sus entrevistas, comprar sus libros o saber más sobre su vida: dónde se crió, qué estudió o con quién se casó.  
    -Su página web oficial en inglés. Entre otros contenidos, podéis ver el trailer de la inminente serie de Un mundo sin fin (eso sí, en inglés).
    -Sus libros llevados a la pequeña pantalla.
  - "Empresas multimillonarias: el best seller". Podéis echar un vistazo a este artículo que publiqué en la Revista digital Inventio Magazine (2011) donde explico qué es un best seller, sus características o las claves para que una novela sea la más vendida.






Safe Creative #1209040674151