jueves, 12 de julio de 2012

Errores captados: de facebook al blog

Muchos de vosotros me seguís por medio de las publicaciones que voy subiendo a mi espacio de facebook: noticias y enlaces de interés relacionados con la lengua y la literatura, fotografías y frases literarias, así como recomendaciones mensuales de novelas. Sé que no todo el mundo tiene facebook y el acceso puede volverse un tanto engorroso a la hora de ver todo el material que tengo en mi espacio 'Lecturas en La boca del libro'.
    Pues bien, una vez contada esta bonita reflexión, me gustaría dedicar la entrada a uno de los espacios de mi página titulada: "Gazapos lingüísticos". ¿En qué consiste? pues nada, una, que se aburre, y error sintáctico que encuentra en una novela, error que es fotografiado y comentado, aunque sin saña, eso que quede claro.

    Para que veáis que nadie es perfecto (ni las editoriales ni los correctores de estilo), aquí van cuatro fotografías de páginas de novelas y dos más de carteles pillados in fraganti en la calle. ¿Empezamos?


FOTO 1: Las personas sexy y felices: un anglicismo mal utilizado



Cabría preguntarse cuál es el plural de la palabra sexy, por supuesto; porque al leer esta frase hay algo que chirría. ¿Quizá sea por la falta de concordancia? Rotundamente, sí, por lo que, de manera inmediata fui a buscarlo en el DPD (Diccionario Panhispánico de Dudas, para más señas). Por un lado, encontré que se recomienda escribir sexi para adaptar la palabra a la grafía española (primera cosa, entonces, a destacar), y añade: Su plural es sexis. Aunque por su expresividad y su brevedad se acepta el uso del anglicismo adaptado. Sin embargo, cuando no se quiera emplear la palabra "sexi", se puede optar por otros equivalentes como: provocativo, sensual o seductor, y así nos quitamos de problemas, vaya. Vamos, que sexy, como plural, mire por donde se mire, es erróneo. Quizá este error sea producido porque en inglés ningún adjetivo va en plural.
    FOTOGRAFÍA: Maldito karma, de D. Safier, Seix Barral, Barcelona, 2009.
    FUENTE DPD:  http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?origen=RAE&lema=sexi



FOTO 2: A la mayor brevedad posible: escuchado hasta la saciedad


Si os soy sincera, tenía ganas de encontrarme algo así; un ejemplar de estas características no puede pasar desapercibido. Muchos pensarán que su uso es correcto por las veces que leemos o escuchamos esta locución advervbial. No obstante, lo cierto es que es una construcción errónea. La preposición a se debe sustituir por con. Pensad que si omitiéramos mayor, nos quedaría *a la brevedad, lo cual nunca decimos. Entonces, ¿no sería más correcto decir con brevedad? Por otro lado, al decir posible estaríamos redundando, ya que si algo se quiere con brevedad, suele ser en cuanto se pueda.
    FOTOGRAFÍA: Oscura, Guillermo del Toro y Chuck Hogan, Punto de Lectura, Madrid, 2011.
    FUENTE:  http://www.fundeu.es/consultas-C-con-la-mayor-brevedad-509.html



FOTO 3: Un cortacésped: falta de concordancia


La primera vez que escuché un cortacésped y me sonó extraño fue en la película de David Lynch: Una historia verdadera, que trata sobre un adorable anciano que recorre Estados Unidos montado en una cortacésped. Con el paso del tiempo, dejé de escuchar esta falta de concordancia, hasta que estuve cara a cara con el espécimen en cuestión. Supongo que el artículo masculino un se emplea porque césped posee género masculino; sin embargo, se debería presuponer que al hablar de cortacésped, nos estamos refiriendo a una máquina. Por lo tanto, y sin ninguna duda, sería más prudente decir: una (máquina) cortacésped.
    FOTOGRAFÍA: Maldito karma, de D. Safier, Seix Barral, Barcelona, 2009 (pág. 170).
    FUENTE RAE:  http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=cortac%C3%A9sped



 FOTO 4: De vuelta en: no sé de dónde viene ni a dónde va

  
Últimamente leo mucho de vuelta en; y cada vez que lo hago, me sigue sonando fatal. Veamos, tú no puedes volver en ninguna parte, sino a algún sitio ¿no? Y es curioso, porque no he encontrado este uso por ninguna parte, y menos aún que después de vuelta vaya la preposición en (otro uso distinto sería volver en sí). ¿No sería más normal decir "de vuelta a Viena"? ¿o realmente esta construcción es posible? Si hay alguien sobre la faz de la Tierra que tenga la respuesta y el correspondiente enlace que lo ilustre, me quitaría una intriga de encima, la verdad. Mientras tanto, seguiremos investigando.
    FOTOGRAFÍA: Siempre tuyo, Daniel Glattauer, Alfaguara, Madrid, 2012.
    FUENTE: http://lema.rae.es/drae/?val=vuelta (Al menos se puede ver que no aparece el uso de 'de vuelta en').



 FOTO 5: Prohibido cojer tierra: y ancha es Castilla


Y tan ancha, pues la fotografía la tomé en un humilde pueblecito de la provincia de Segovia. Al parecer, el amable pueblerino, aliado con la reforma que Gabriel García Márquez quería hacer en la ortografía española, confundió los dos sonidos homófonos g + e y j+ e. Si es que de vez en cuando está muy bien saltarse las normas.





FOTO 6: ¿Qué es eso del acento, coma y punto?



Ya sabemos que los acentos desaparecen por arte de magia en algunos registros escritos. Sin embargo, cuando estás de cara al público, ¿qué te cuesta, querido hostelero, ser un poco más cuidadoso con la ortografía? Hubiera quedado más elegante escribir lo siguiente: "El Restaurante (discutible la mayúscula) es un servicio más (acento) del parque (coma), por lo tanto se deberá (acento) abonar la entrada (punto). La Dirección (acento)". En deberá he omitido la preposición de, ya que no denota probabilidad o suposición, sino obligación. En el otro lado del cartel estaba escrito día sin acento y sobre la i un circulito del tamaño del objetivo de mi cámara, que fue el que inmortalizó este sustancial gazapo ortográfico en un lugar indeterminado de Madrid.


***


Os recuerdo que podéis entrar en mi espacio de facebook 'Lecturas en La boca del libro' y cotillear todo el contenido que subo diariamente aunque NO tengáis cuenta en esta red social. Lo único que no podréis hacer es comentar, pero ver, obersvar, curiosear, mirar y todos esos adjetivos afines... ¡lo que queráis!... Lo podéis hacer pulsando en: 



    De todas formas, más adelante pondré alguna entrada como esta (con contenido de mi página facebook) para manteneros informados.


¡Hasta la próxima!






8 comentarios :

  1. Creo que yo jamás me hubiera fijado en todo eso.
    En algunas cosas como "el cortacésped" si que me habría dolido verlo, pero lo demás me habría pasado desapercibido.
    Ahora me da miedo escribir algo y cometer algún error ortográfico. Opss!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes tampoco me fijaba, pero últimamente no sé porqué me saltan de la página sin yo quererlo. Pero que no te asuste escribir algo mal. Todos cometemos fallos ortográficos, y si he escrito esta entrada ha sido también para que la gente aprenda, pero no para hacer sangre jeje... que todos somos humanos =)

      Por cierto, me gusta el Reto de tu blog 'Inés y sus libros', siempre es una buena ocasión para leer a los grandes. Todavía tengo hasta el 30 de noviembre, así que puede que me anime hasta entonces =)

      Te agradezco el comentario InésM, y te deseo un buen verano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy interesante esta entrada. Lo de pillar gazapos me encanta ^^. La verdad es que "a la mayor brevedad posible" y "de vuelta en Viena" son los que más he oído.
    Reconozco que hago esos errores hablando (porque hablo fatal xD) pero escribiendo es otra historia.
    Una cosa que me revienta de los carteles de las tiendas o bares es que no ponen ninguna puñetera tilde. El otro día sin ir más lejos firmé un contrato con una inmobiliaria y el contrato estaba LLENO pero LLENO de faltas de ortografía, tanto que estuve a punto de decirles que no lo firmaría hasta que no estuvieran corregidas. Pero en fin, mis amigos me echaron una mirada de "no la líes" xD
    Pues eso :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sparda. Bueno, no podemos hablar como se escribe, porque sino seríamos un poco petulantes, así que cuando hablamos, se permiten ciertas licencias (a no ser que seas político, bueno, esos se toman las licencias que quieren XD).
      Es verdad lo de las tildes, sobre todo si los carteles son del año del pum, como antes no era costumbre poner tilde a las mayúsculas... Pero vamos, que las faltas pueden estar en cualquier parte, hasta en un contrato... ¡yo también me hubiera quedado con ganas de decirles algo XD!

      Gracias por pasarte por aquí, Sparda =)

      Eliminar
  3. Muy interesante esta entrada, María. Hay que procurar desentenderse de esos gazapos, que se nos van colando subrepticiamente, y al final nos hacen dudar, o incluso copiarlos inconscientemente, porque la mala ortografía es una enfermedad de transmisión textual. :-)

    Ánimo, no cejes. :-)
    ¿Ya terminaste tus vacacicones?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jesús! Sí, los errores nos hacen dudar tanto que dentro de unos años formarán parte del diccionario :) Bueno, terminé parte de mis vacaciones... no sé sabe lo que deparará los próximos meses. Por cierto, te mandé un correo hace pocos días, pero sospecho que no te ha llegado.
      ¡Gracias por el comentario, Jesús! =)

      Eliminar
  4. Sí me ha llegado, María, pero he estado liado con lo del traslado a la playa. Ahora soy yo el que está de vacaciones. Pero te sigo leyendo, yo no "desaparezco". :-)

    En cuanto a que "forman parte del diccionario" a la larga los errores, eso nos da una responsabilidad extra a los escritores, pues querámoslo o no, el público en general tiende a imitarte cuando ve que escribimos bien. Por eso hay que hacerlo de la mejor manera posible, cuidando siempre que nuestro texto sea excelente, y evitar todos esos errores y horrores que leemos por ahí, incluso a gente que se considera escritora. Es cierto que todos empezamos con unos vicios y defectos de expresión inicialmente, pero es nuestra responsabilidad depurarlos y ofrecer al lector siempre un texto libre de ellos, un texto imitable e imitado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo con lo que dices. Y a lo tuyo añado que hoy día la lista de números uno de imitaciones lingüísticas está en los medios de comunicación, concretamente en la televisión, y me aventuraría a focalizar los telediarios (también periódicos). Pero, por supuesto, los escritores tenemos mucha responsabilidad también ;)
      Disfruta de la playa y desconectar de Internet durante unos días también es una buena forma de relajarse XD

      ¡Un abrazo, Jesús! =)

      Eliminar