Olga de Llera: «Los lectores tenemos todo tipo de facilidades para leer»




 Nací (hace ya demasiado tiempo) y crecí en Badalona (Barcelona). Pero desde hace 3 años mi cuartel general está en Brighton (Reino Unido), donde resido con mi marido y mi hijo. Soy inventora de historias de profesión y soñadora por vocación. Mi vida está dividida entre la adicción al chocolate y la escritura. Aliño todas mis novelas con romanticismo, fantasía, humor y toques picantes. 



P.- Olga, ¿de qué trata Los dragones nunca se enamoran

R.- Es una historia de amor, con humor (algo loca), en la cual la protagonista tiene una tesitura: elegir entre vivir su vida, o quedarse con la que los demás quieren que viva. Esta lucha interior es la que hace que evolucione, y que se dé cuenta de que la felicidad no puede dejarla en manos de otros. Para ser libre, debe tomar sus propias decisiones.

P.- China e Inglaterra, ¿de dónde surge la idea para mezclar ambos países? 
R.- En cierta manera vivir en Inglaterra me ha inspirado. Porque aquí es muy habitual ver parejas formadas por un/a británico/a y una persona de otro país, con una cultura muy alejada de la anglosajona. Por otra parte, hacía tiempo que me apetecía escribir una historia en la que la protagonista no fuera una mujer blanca y occidental. ¿Por qué elegí China? Pues porque China me parece un país muy exótico, con unas costumbres muy raras. Una combinación perfecta para crear una historia fresca, y distinta a las tropecientasmil de género romántico que hay en el mercado. 

P.- Una novela interracial donde hablas de inmigración, ¿desde qué punto de vista la abordas?

R.- No abordo el tema de la inmigración, en sí. Más bien paso de puntillas sobre el choque generacional dentro de las familias de inmigrantes. No es lo mismo llegar a un país siendo adulto, que siendo un niño. Los jóvenes asimilan rápidamente la cultura del país adoptivo, mientras que los adultos se resisten a soltar sus costumbres y tradiciones. A veces eso puede crear conflictos entre padres e hijos; justamente es lo que le sucede a Ling Su, la protagonista de Los Dragones nunca se enamoran. Su madre no la comprende.

P.- Cuéntanos cómo te organizas a la hora de escribir.

R.- Empiezo con dos personajes principales, una idea muy, muy general de lo que quiero que suceda, y siempre con el final (feliz) en mente. A partir de ahí, va saliendo la historia. Casi al mismo tiempo que tecleo. ¡A veces hasta yo misma me sorprendo de las cosas que pasan! No me organizo. Fluyo. 


P.- El género romántico no es uno de los mejor vistos en España, ¿cómo se ven en Inglaterra este tipo de novelas?

R.- En Inglaterra creo el género romántico está bien valorado. En España, en cambio,  nos dejamos influir por las etiquetas, que siempre van acompañadas de prejuicios; y no pasa sólo con la literatura. Con esa actitud, lo único que conseguimos es perder de vista lo importante: si la historia es buena o no. Porque al final, los libros, sean del género que sean, lo que hacen es contar historias.

P.- Tienes un canal en Youtube y veo que manejas distintas redes sociales, ¿con qué red social interactúas más con tus lectores?, ¿cuál es la que recomendarías para los que están empezando como escritores a publicitar sus obras o a hablar con sus seguidores?

R.- Facebook es la red en la que interactúo más con mis seguidoras y lectoras. Aunque donde he recibido más elogios ha sido en Instagram; nunca me lo hubiera imaginado. El canal de YouTube, en cambio, lo tengo a medio gas. Pero más adelante haré vídeos para hablar directamente con mis lectores; aún estoy pensando qué decirles, ja, ja, ja… En cuanto a la recomendación, creo que depende del tipo de libro y de público. La gente joven, por ejemplo, se mueven mucho por YouTube. No tanto por Facebook. Hay que ir probando qué es lo que funciona en cada caso. No existe una fórmula mágica. 


P.- Actualmente vives en Brighton, a grandes rasgos, ¿cómo describirías el sector editorial en el país anglosajón?, ¿se lee más allí que en España?

R.- ¡Se lee muchísimo más! Además, los lectores tenemos todo tipo de facilidades para leer. No sé cómo estará el tema en España, pero aquí podemos acceder a la biblioteca pública a través de una App y leer libros digitales sin movernos de casa. En las escuelas, además, la lectura se incentiva desde el minuto cero. Se hacen muchísimas actividades relacionadas con los libros y la literatura. En el colegio público al que acude mi hijo, por ejemplo, han invitado a varios autores muy conocidos, que incluso les han firmado libros. ¡Es fantástico! En cambio, los españoles, por lo que sé, somos los europeos que menos leemos, junto a griegos y portugueses. Raffaella Carrà decía que para hacer bien el amor hay que venir al Sur, pero por lo visto, para leer bien hay que ir al Norte. ¿Será incompatible una cosa con la otra? No me tiréis de la lengua…
P.- ¿Qué te inspira a la hora de escribir el hecho de vivir en una ciudad inglesa?

R.- Vivir en una ciudad inglesa no es que me inspire especialmente. Pero sí que hace que mis obras incorporen situaciones o lugares que quizás, si viviera en Barcelona, no se me ocurriría incorporar. Cuantas más cosas vivo y conozco, más material tengo para mis obras.  

P.- ¿Te has planteado escribir y publicar en inglés?

R.- ¡Muchísimas veces! Pero es necesario tener un dominio del idioma muy, muy alto. Nativo, diría yo. Y mi inglés, por desgracia, ni es nativo, ni mucho menos bueno. Ya me gustaría a mí. Le doy patadas al diccionario; si hubiera una asociación de defensa de diccionarios, ya me hubieran denunciado, por cafre. Además, pagar a un traductor profesional queda descartado. Económicamente no me lo puedo permitir. Ah, y antes de que a alguien se le ocurra la idea: Google Translate no sirve para estos menesteres. Lo digo, porque es una sugerencia que me han hecho en más de una ocasión (y no lo decían de coña) ja, ja, ja… 


P.- El hilo rojo o Cupcakes en Manhattan son otros títulos que has publicado, ¿en todos has optado por la auto publicación?, ¿por qué?

R.- Pues porque es la manera más rápida de llegar a los lectores. Un autor indie es un hombre (o mujer) orquesta. Menos prostituirnos, hacemos de todo: escribir, manejar redes sociales, corregir, editar, maquetar, diseñar portadas, y un largo etcétera. Si encima tenemos que invertir el tiempo llamando a la puerta de las editoriales, apaga y vámonos. ¡Yo no doy para tanto! Además, cuando empecé en este mundillo, no tenía ni idea de cómo funcionaba, así que lo primero que hice fue buscar información por Internet. ¿Y qué encontré? Un montón de autores con experiencias negativas en editoriales. Así que… No me muero por ver mi libro en grandes (o pequeñas) librerías. Mi ego se tendrá que aguantar. A mí lo que me seduce es que un lector me escriba para preguntarme: ¿cuando saldrá tu próximo libro? Lo estoy esperando. O que una lectora confiese que se ha emocionado leyendo una de las escenas de mi novela. ¡Es lo más! Aunque si alguna editorial me ofrece un buen trato, estoy dispuesta a escuchar. No cierro ninguna puerta. Mientras tanto, seguiré creando.

P.- Recomiéndanos una novela de temática interracial que te guste especialmente.

R.- Ya he comentado antes que en la mayoría de libros de autores blancos y occidentales, los protagonistas son blancos y occidentales. Ahora mismo, el único libro que me viene a la cabeza es uno de Barbara Wood, titulado Bajo el sol de Kenia. Hay una historia de amor entre una mujer blanca y un hombre negro, pero acaba fatal. Y tampoco forma parte de la trama principal. Para no dejar la pregunta sin responder, recomendaré lo último que he leído con una protagonista ni blanca, ni occidental: Daughters of the Dragon (Las hijas del Dragón), de William Andrews. La novela narra la desgarradora historia de una mujer coreana que fue obligada a prostituirse, por y para los japoneses, durante la ocupación de su país, en la segunda Guerra Mundial. ¿Cuenta como temática interracial

También podéis encontrarla en:
        -Su web: Olga de Llera
        -Twitter: @olgadellera 
        -Pinterest: Olga de Llera

Entrevista realizada por María Bravo. 
 

*  *  *

¡ATENCIÓN! 

Si eres escritor, librero o editor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)






Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios