22 préstamos alemanes

El lazo lingüístico sigue su curso imparable. Atraviesa ideologías políticas, cordilleras e idiomas. Hoy os presento aquellas palabras que nos han llegado del alemán. Es indudable la emigración española que aterriza en el país, lo que me lleva a pensar que los préstamos españoles están viajando, incorporándose a la lengua germana. ¿Os imagináis la repercursión que tendrá esto en décadas posteriores?  


El beso de Breznev y Honecker en el muro de Berlín.


  • Acordeón proviene de Akkordion, derivado del italiano acordare (afinar un instrumento).
  • Anilina (producto químico).
  • Bandoneón (variedad de acordeón). Los primeros instrumentos llegaron a Argentina desde Austria y Suiza, cuya marca era Band Union.
  • Barbitúrico
  • Bencina (gasolina)
  • Bigote proviene del término alemán "bei Gott" traducido como "¡por Dios!". Este era un juramento que hacían los soldades alemanes mientras se llevaban la mano a la zona del bigote. Según el diccionario Crítico-etimológico de Joan Corominas, existía la costumbre extendida en toda Europa de blasfemar durante el siglo XV. Parece ser que los españoles relacionaron la blasfemia con los llamados mostachos a través de una metonimia.
  • Blindar  proviene del germánico blender (cegar).
  • Brindis proviene de la frase alemana Ich bring dir's (te lo ofrezco).
  • Canciller  proviene de Kanzler.
  • Cinc o zinc proviene del germano Zink que significa 'algo afilado y con punta', debido a la forma puntiaguda de los cristales que se forman después de ser fundidos.
  • Cobalto proviene de Kobalt (duende). Los mineros alemanes del siglo XVII creían que duendes maliciosos mezclaban este elemento con la plata para enfermarlos.
  • Hamster proviene del eslavo antiguo.
  • Nazi  es una abreviatura de Nationalsozialismus, partido al que pertenecía Hitler.
  • Níquel proviene de Nickel. Le decían Nickel al diablo y Kupfre al cobre. Kupfernickle era 'el cobre el diablo', un mineral que se parecía al cobre pero que no lo tenía.
  • Obús tiene una gran trayectoria. Del francés obus, pasó al alemán Haubitze, y este al checo hofnice, con el significado de 'máquina de lanzar piedras'.
  • Pifiar proviene de la palabra pfifen (silvar).
  • Pistola proviene del alemán Pistole, y este del checo pišt'al.
  • Raba (cebo de pesca).
  • Sable proviene de la palabra Säbel.
  • Toalla originalmente era tobaja, deriva del germánico thubaljó.
  • Trampolín proviene de trampeln (patalear).
  • Vermú o vermut proviene de Wermut (ajenjo).


¿Y vosotros?, ¿conocéis alguna palabra proveniente del alemán? No dudéis en escribirla en un comentario. Será bien recibida.




Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

2 Comentarios

  1. Me encantan estas entradas que haces. Lo del bigote me ha sorprendido un montón, ¡qué fuerte! Está claro que el lenguaje evoluciona, y que detrás de las palabras que utilizamos a menudo se esconde una etimología o historieta curiosa que desconocemos.
    Y eso, que me encanta. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sparda. A mí también me sorprendió lo del bigote, pero en el fondo tiene su lógica. Gracias por pasarte por mi blog :)

      Eliminar