martes, 27 de septiembre de 2016

Isaac Pachón: «Escribo porque quiero seguir siendo un niño: imaginar, jugar, sorprender»


Isaac Pachón Zamora (Badalona, 1978). Escritor de relatos y artículos para diversas publicaciones en formato papel y digital. Se destacar su participación en antologías narrativas tales como Cuentamínate (Ed. Hijos del Hule, 2012), Relato Breve 2.0 (Ed. Imprimátur, 2012) y Porciones creativas: Pluma, tinta y papel (Ed. Diversidad Literaria, 2012). Ganador del Premio de Relatos Revista Entropía (Ed. Entropía, 2013) con el relato «Bellini», que podéis leer entre las páginas de este libro. Coautor del libro Bárbara, Celia, Mariona y otros cuentos de Barcelona (2014). En 2015 autopublica el libro de narrativa Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café. En la actualidad sigue colaborando en publicaciones y trabajando en un nuevo proyecto que verá la luz el próximo 2017.



1.- ¿De qué trata tu libro de relatos, Isaac?
     Trata de varios aspectos que me inquietan, tales como el paso del tiempo, la vejez, el amor, el desamor, la felicidad,... Aspectos que de alguna manera me cuestiono y me preocupan y plasmo en forma de relatos. Relatos que entre la narrativa y la poética quieren llegar a tocar la parte más sentimental del lector. Personajes y escenarios diversos bajo una misma inspiración: la propia vida.

2.- ¿Qué criterios empleaste para su ordenación en el libro?
     En primer lugar era importante no repetir la misma temática en dos historias seguidas, que el lector pudiera diferenciar los cambios en las tramas de los relatos era uno de los objetivos principales. Luego alterné los relatos más largos con los cortos con el mismo criterio, cuatro o cinco relatos y un microrrelato de apenas una página (y así hasta llegar a 28). Por lo demás sí que es cierto que algunas de las historias con más gancho están en las primeras páginas del libro, con la única intención de presentarme al lector con mis mejores armas y dar a conocer mi estilo de primeras y sin rodeos. Aún así, muchas de mis historias favoritas se pueden leer a lo largo de todo el libro.
3.- ¿Qué instante mundano se ha hecho grande en el libro?, ¿conservas en la memoria algún instante narrativo de otro escritor que te haya influido a la hora de componer un relato? 
     Sin duda, tomar un café y olvidarse de él hasta que ese enfríe. Este momento tan mundano, como comentas, ha sido sin duda el que más grande se ha hecho. Cientos de fotos del libro con un café al lado o que algunos ya te conozcan por «el escritor del café» hace que no pueda responderte otra cosa. En las historias juego mucho con esos momentos que parecen «normales» pero luego descubrimos por pequeños detalles que son bastante especiales. Pero el título y ese momento en el que se enfriaba el café sin duda es el que más ha crecido.
     Algunas historias del libro quizá puedan recordar a Millás, Zafón, Cortázar e incluso a Ende, pero ciertamente ninguna está inspirada en sus historias, aunque los admire a los cuatro, por supuesto. Me inspiro mucho en la vida y cuando leo a otro autor me dejo llevar y dejo a un lado mi faceta de escritor.

4.- Bukowski bebía whisky, F. Scott Fitzgerald ginebra. Aunque el té es una gran opción, el alcohol parece haber sido la bebida más común entre los escritores. Sé que te han hecho cientos de preguntas sobre el café, pero, ¿has probado alguna otra bebida mientras escribes?
     Sí, ¿alguien no lo ha hecho? (risas) Yo me tomo de vez en cuando un licor de hierbas con hielo. Me gusta, al igual que con el café, tener el vaso a mano y notarlo cerca para tocarlo de vez en cuando.

5.- ¿Cómo describirías tu estilo literario?
     Sencillo, costumbrista, contemporáneo y, en ocasiones, mágico.

6.- He leído que te dedicas a la instalación de pavimentos. A veces se encuentran sinergias en lo más variopinto. ¿En qué crees que te puede haber influido tu trabajo en la escritura?
     Mi trabajo me ha llevado a lugares que de no ser así, de no haberme dedicado a la instalación de pavimentos de madera y vinilo, nunca hubiera visitado. Centros comerciales de madrugada con las persianas echadas, el interior de una basílica muy conocida a las tantas de la noche, túneles de vestuario en campos de fútbol,... Si a todos estos escenarios les sumas un instalador que tiene el vicio loco de observar y crear historias, la mezcla puede dar mucho de sí.

7.- En la actualidad, un escritor no solo es un escritor, también debe saber maquetar, publicitar o distribuir el libro. Cuéntanos, ¿por qué optaste por la autoedición?, ¿qué ventajas tiene?, ¿la recomendarías?
     Opté por autoeditar porque las opciones de edición que tenía sobre la mesa no eran de mi agrado. Es complicado que una editorial grande apueste de primeras por un escritor novel. La principal ventaja de autopublicar es el factor económico, los beneficios son íntegros para ti. De otra manera tendrías que conformarte con el 10 % que ofrecen las editoriales. La recomendaría si tienes buenas dotes comerciales, si no es así mejor optar por una editorial aunque sea pequeña.

8.- ¿Cómo describirías al sector editorial en nuestro país?
     El sector editorial está mutando para dar un cambio importante. Las mismas editoriales que renegaban de las autoediciones están ya formando sus propios departamentos para autores noveles que quieren escribir un libro y ofrecen sus servicios para que vean su sueño cumplido. Pero cuidado, no olvidemos que una editorial es un negocio y las mismas que antes buscaban a lectores como clientes, quieren aprovechar este giro para hacer de los escritores noveles también sus clientes, luego ya encontrar lectores para ellos será más complicado.

9.- ¿Qué autores han sido tus referentes del relato breve?
     Con la locura y el absurdo de Juan José Millás me identifico mucho. De Julio Cortázar me quedo con esa perfección con que hila las historias desde un inicio para nunca defraudarte en los finales. También algunos relatos cortos de Haruki Murakami por sus tramas y personajes han sido, y serán, referencias de alto nivel para mí.

10.- Casi al final de la entrevista, vayamos a la raíz, Isaac, ¿por qué escribes?
     Porque fui un niño. Y podría dejarlo aquí, porque ya es motivo suficiente. Pero continuaré diciendo que quiero seguir siéndolo. Escribo porque quiero seguir siendo un niño: imaginar, jugar, sorprender... Nunca había respondido esto antes y ahora mismo, y quizá por primera vez, es así como lo siento. Gracias por la pregunta.

11.- ¿Podrías recomendarnos algún libro escrito por alguna mujer que te haya gustado especialmente?
     Deseo de chocolate de Care Santos. Admiro y envidio su facilidad para crear decenas de personajes, árboles genealógicos enteros y alternar en una misma novela distintas épocas en diferentes siglos. Muy recomendable.

Blog del autor: http://isaacpachon.blogspot.com.es/

Entrevista realizada por María Bravo

*   *   *
 
¡ATENCIÓN!

Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario