lunes, 25 de enero de 2016

Sara Mañero: «En la lectura, además del placer íntimo y solitario de adentrarte en el relato, existe otro social, el de comentar lo leído»



Sara Mañero Rodicio es Licenciada en Filología Inglesa y Doctora en Filología Hispánica por la Universitat de València. Su tesis doctoral, El Arcipreste de Talavera de Alfonso Martínez de Toledo, obtuvo el premio Fernández Abril de la Real Academia Española y fue publicada por el Instituto Provincial de Investigaciones y Estudios Toledanos en 1997. Es autora, igualmente, de varios artículos sobre este autor publicados en revistas científicas. Así  mismo, ha traducido en colaboración La comedia de las equivocaciones de Shakespeare (Gregal, 1987), Dos Leyendas de Ted Hughes (Antología poética,  Col. Clásicos de la Lengua Inglesa en Traducción, Universidad de Extremadura, 2000) y Cuatro cuartetos de T.S.Eliot ( Burnt Norton and East Cooker, Dianium, UNED, 1990). En el campo de la ficción, Mientras sorprendan los días (Hades, 2015) es su primera novela publicada. Casi al mismo tiempo se publica la segunda, El sueño del árbol (Verbum, 2015). El relato «Cuando el sueño engendra mosntruos» ha aparecido publicado en el número de noviembre de la revista The Crow magazine.



1.- ¿De qué trata tu novela, Mientras sorprendan los días, Sara?
     De un día cualquiera en la vida de tres personajes que se levantan pensando que tienen el control de sus vidas y descubren que no es así, que por mucho que pretendan anticiparse al futuro, la vida acaba por asombrarles. Y lo importante es la manera en que el individuo se enfrenta a esa sorpresa, a lo inesperado que le aguarda a la vuelta de la esquina.
     Este es, sin duda, el tema principal, pero creo que hay otro secundario. Se trata de personas que viven aisladas en una gran ciudad, que tienen que vencer al pasado para afrontar el futuro, que desconocen hasta qué punto pueden llegar a necesitar el calor ajeno. La soledad como gestora de nuevas actitudes en las que la razón queda en un segundo plano.

2.- Los personajes de la novela viven en el mismo bloque de edificio. ¿Por qué quisiste enclavar la acción cual Rue del Percebe?
     Bueno, dos de los personajes viven en el mismo edificio, pero no así el tercero, que convive con su madre en la casa familiar. Me gustaba la imagen de dos seres que se encuentran a diario durante meses, durante años incluso, sin intercambiar más que un educado saludo. Dos mundos que se rozan en un instante a diario y se separan sin más, sin volverse a recordar durante el resto de la jornada. Pero esa pauta se convierte en rutina tan esencial que se busca, que se propicia, aun cuando sólo sea por la inercia de lo conocido. Creo que todos hemos tenido la experiencia de coincidir con alguien a diario, en el metro, en un café, en el ascensor…, y llega un momento en que ese desconocido pasa a formar parte del día a día de una manera difusa en la que percibes, sobre todo, su ausencia. Es cuando no le encuentras en el lugar esperado cuando te inquietas y te cuestionas esa extraña relación.

3.- ¿Cuál ha sido tu motivación para escribir esta historia?
     Si te refieres al detonante que me hizo sentarme a escribirla es, realmente, una tontería. Ya lo he contado en alguna ocasión. En mi caso, son determinadas imágenes o frases las que me llevan a escribir. En Mientras sorprendan los días, empecé a obsesionarme con los típicos saludos de un radio-despertador y durante días estuve perdida; no sabía qué iba a hacer con aquello. Hasta que comprendí que esa frase iba a ser el inicio de la novela y también su elemento estructurador. Iba a hablar de una jornada en la vida de tres personajes que se despiertan con el saludo en cuestión. ¡Ya ves qué poco glamuroso!
     Si por motivación entiendes la idea última que me animó durante el proceso de escritura, tendría que hablarte del deseo de tratar la vida cotidiana, personajes reales, anónimos, en los que cualquiera pueda reconocerse o reconocer a alguien de su entorno. Seres que luchan por sobrevivir y en esa lucha se convierten en héroes.

4.- Parte de Mientras sorprendan los días se ambienta en la Guerra Civil. Ya se han publicado muchas novelas en este periodo histórico. ¿Qué aspecto novedoso aporta la tuya?
     Bueno, la Guerra Civil sólo aparece en cuanto pasado inmediato de los personajes. Lamentablemente, es un hecho histórico que está ahí y marcó la vida de nuestros abuelos y nuestros padres. No se puede retroceder en el tiempo sin toparte con ese foso insalvable. La novela quiere presentarnos a tres personajes, pero ellos no sólo son su presente; también son el pasado que conformó su historia familiar, que les hizo ser como son. Sólo en ese sentido se aborda el tema, como flash back, del mismo modo que se habla de momentos posteriores de nuestra historia cercana. La evolución de la familia de Pilar se inicia antes de la Guerra y concluye con ella, con esta mujer fuerte que protagoniza la novela. La Guerra Civil, como el Madrid cambiante, conforman el escenario contra el que se desarrollan sus vidas y se altera su destino.

Detalle de la cubierta de El sueño del árbol
5.- El sueño del árbol ha sido tu segunda novela publicada. ¿Qué cambios o similitudes de estilo, forma o temática podemos encontrar?
     Las similitudes estilísticas son evidentes, claro. No tanto así los aspectos formales, ni la temática. El sueño del árbol es una novela de ambientación histórica en la que se sigue la vida de una saga familiar a o largo de más de un siglo, a caballo entre Madrid y Filipinas. El único vínculo en este sentido sería que se trata, nuevamente, de personajes anónimos: no de los artífices de la historia, sino de sus víctimas, de quienes han de sobrevivir en medio del caos. La forma también difiere, presentándose dos línea temporales distintas en los dos emplazamientos indicados. Ni siquiera el narrador es el mismo a lo largo del texto. A este nivel, creo que es una novela más compleja. Lo que sí puedo asegurarte es que disfruté muchísimo escribiéndola.
  

6.- ¿Qué aspectos indispensables pides que se incluyan cuando lees una novela?, ¿son los mismos que añadirías a la tuya?
     Personajes creíbles, prosa cuidada y una historia capaz de absorberme, capaz de trasladarme a ese universo de ficción. No se trata tanto de aventuras interminables como de ese algo que hace que la novela te interese, que no quieras dejarla. Evidentemente, intento ofrecer lo mismo en mis novelas, pero si lo consigo o no, es el lector quien debe juzgarlo.

7.- ¿Cuáles son tus referentes culturales (cine, música...)?
     La literatura siempre ha sido el referente fundamental. El cine me encanta, pero es una de esas pasiones a las que he tenido que renunciar en gran medida en estos últimos años. Demasiada luz, demasiados cambios de intensidad,…No obstante, aunque en pantalla pequeña, sigo disfrutando de las buenas películas actuales y de los clásicos. En cuanto a la música, soy más de clásica y de ópera. Y como ya tengo una edad, tarareo a nuestros cantautores, así como los de música francesa o británica, y el rock de décadas atrás.

8.- Llevas una larga trayectoria en el terreno de las Letras. Sería lógico pensar que siempre tienes algún proyecto pendiente relacionado con la literatura. ¿Cuál va a ser el próximo?
     Las circunstancias me han obligado a dejar varios proyectos en el cajón, y a abandonar la traducción y la crítica. Mi vista no da para tanto. Así que en este momento me concentro en escribir ficción, lo que siempre he hecho por satisfacción personal. Acabé hace unos meses otra novela, que tengo reposando, y estoy ahora con una nueva en la que abordo un planteamiento distinto. No sé aún qué saldrá de esta aventura, ni si me gustará o irá a la papelera. Ya se verá. De momento disfruto el proyecto, que es lo importante.

9.- ¿Cómo describirías la situación actual del sector del libro en España?
     Creo que se lee poco en general. Muy poco. Lo que sorprende con la gran cantidad de textos y medios accesibles para el lector, porque quizá nunca ha sido tan fácil leer como lo es ahora. Pero el público mayoritario se limita a acceder a los libros que los grandes sellos quieren vender y supongo que es normal. En la lectura, además del placer íntimo y solitario de adentrarte en el relato, existe otro social, el de comentar lo leído. Si prima el segundo, el lector desea poder hablar de la novela de moda. Si prima el primero, posiblemente no se lea esa misma novela. En fin, en todo caso, lo importante es que se lea, formar nuevos lectores capaces de afrontar el reto de un texto en el que su imaginación debe trabajar, tarea nada fácil en un mundo que es esencialmente visual e inmediato.

10.- ¿Qué libro nos recomendarías para continuar con el año?
     Ahora estoy leyendo La Saga Moscovita, un ineludible de Navona. Muy recomendable. En estos días he leído una novelita de E. Wharton, Xingú, que me ha parecido una estupenda sátira, aguda y sorprendentemente muy actual.


Entrevista realizada por María Bravo


*   *   * 

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario