miércoles, 9 de diciembre de 2015

¿Cuánto leemos en España?

Escrito por Sheila Barón Rubio

Hace ya muchos años, Karina cantaba una canción que venía a decir algo así como que cualquier tiempo pasado nos parecía mejor. Es cierto. Si revisan concienzudamente algunas de las palabras que nos han llegado del sabio Platón, éste decía que la generación de Aristóteles destruiría la Humanidad y, años más tarde, el propio Aristóteles, con un afán de destruir bastante endeble, nos dejaba ver que su pensamiento no distaba mucho del que Platón tuvo en su madurez. Y es que esa es la verdad. Las generaciones venideras siempre se nos aparecen como rompedoras de la estabilidad moral de nuestro mundo. 
 
Tumblr

Personalmente, creo que esto no es cierto. Cada generación aporta sus luces y sus sombras a la Humidad, pero, desde luego, no sólo aporta sombras. Y esto es así también en el plano de la literatura. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de "los jóvenes no leen"? Vamos a comprobar si esta afirmación es cierta o si, por el contrario, no representa más que una opinión más o menos generalizada.

Aportemos datos concretos. En los años 70 en España, el porcentaje de analfabetos y analfabetos funcionales era de un 17 %. En la actualidad, el porcentaje de personas que saben leer en nuestro país supera con creces el 97 % (Blog del Salmón). Teniendo en cuenta estas proporciones, ¿no es más lógico pensar que ahora se lee más que antes? Vamos a trasladar estos datos a un ámbito menos polémico. En España, en la década de los 90, en porcentaje de mujeres que tenían conducían habitualmente era de un 33 %. En la actualidad, este mismo porcentaje supera el 42 % (datos extraídos de la página web del INE). Por la misma razón que antes, es lógico pensar que en España cada vez más gente conduce, al igual que es lógico pensar que en España cada vez se lee más.

Tumblr

El problema, quizás, sea una vez más semántico. La literatura, como otras tantas cosas, ha cambiado diametralmente y es necesario reformular su concepto para poder adecuarlo a las necesidades de las sociedades contemporáneas. Una persona de 25 años en la actualidad quizás no haya leído Por quién doblan las campanas. Sin embargo, seguro que ha leído miles de micronarraciones, microrrelatos, cartas, documentos gráficos e historias a través de las redes sociales. Si el famosísimo texto de Monterrosso era literario, ¿no ha de serlo cualquier otra microhistoria que se nos cuente a través de Facebook, Twitter o Instagram?

Por otra parte, podemos aportar también el dato de los libros. Si miramos al pasado, el acceso a la literatura y a los libros en general era mucho más limitado. Las bibliotecas no tenían tan libre acceso, no había libros online y las posibilidades de encontrar una obra que quisiéramos leer muchas veces se desvanecían. Pero en la actualidad, cada treinta segundos se publica un libro (como indica Gabriel Zaid en Los demasiados libros, Anagrama). Si volvemos a utilizar el mismo razonamiento de antes, ¿no es más lógico pensar que hay un público receptivo a leer en un negocio que produce semejante cantidad de textos al año? 


Escrito por Sheila Barón Rubio

2 comentarios :

  1. Buen artículo Sheila Barón.
    Cada generación tiene sus virtudes y defectos en cuanto a los índices de lectura, como bien comentas en el artículo.

    Leer, se lee más que en los años 70 eso nadie lo discute, pues los datos lo demuestran. El debate habría que centrarlo en el qué se lee y no tanto en el cuánto. A las editoriales les interesa vender, y ya sabemos que más es más, para ellos nunca será suficiente. Hay lectores que solo leen "los más vendidos" y lectores que leen aquello que les llama la atención y son, los que al final, acaban conviertiendo esos libros en obras que perdura en el tiempo.

    Puedes leer mucho en redes sociales, etc, pero al final, si te gusta leer, acabas con un libro entre las manos.

    Este es un tema que da mucho de sí.

    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría tenerte de nuevo por aquí, Josep. La verdad que es un gran debate. Yo creo que ahora se lee más, claramente, pero no se puede pretender que todo lo que leemos sea lectura de calidad. Eso tiene que ir poco a poco, década a década. En fin, algún día lo discutiremos con un café XD

      Eliminar