jueves, 27 de agosto de 2015

Alonso Barán: "Tengo muy en cuenta lo que quiero que vaya sintiendo el lector según avanza la trama"

 
Alonso Barán nació en Madrid en enero de 1978. Además de escritor es guionista y está graduado en filosofía por la UNED. Su literatura evidencia su pasión por el cine, reflejada en el ingenio de sus diálogos, la originalidad de sus personajes y el dinamismo de su narración.
     Como profesional de medios audiovisuales, ha desarrollado la mayor parte de su carrera en televisión y es autor del guion para largometraje Entropía. Como escritor, tras emprender su andadura con la novela corta Tártaro, ahora publica su primera novela, El azar no se llora, mezcla de novela psicológica, influencias de género negro e inspiración beat generation, que la convierten en un thriller único, inteligente y adictivo.
    En 2015 publica, con Divalentis Editorial, su primer ensayo: Aportes al libre pensamiento, un análisis sobre la manipulación y direccionalidad del pensamiento en nuestra sociedad.




1.- ¿De qué trata tu novela, Alonso?
      Realmente trata de que dejarte llevar por las emociones te hace perder el control de tu vida y te convierte en un objeto en manos del azar.

2.- ¿Por qué no se llora el azar?
     Bueno, pues porque lo que achacamos a la mala suerte, al componente mágico que otorgamos a la probabilidad, es en realidad la consecuencia de malas decisiones que tomamos sin razonarlas. Así que, lamentarse de nuestra mala suerte no vale para nada porque no es tal suerte, sino errores que hay que tratar de no seguir cometiendo.

3.- ¿De qué manera se entrelazan las vidas del inspector Elián, el buscavidas Aníbal e Idelle, una mujer que confía en el amor?
      Pues a través del descontrol emocional. Las emociones que sienten hace que los personajes conecten y que el desarrollo de las tramas termine en un destino único.

Portada de la novela
4.- ¿Cuándo y por qué quisiste hablar sobre este tema?
      Pues estudiando a los estoicos y su moral del autodominio. Ellos decían que quien es un sujeto no necesita de ley o moral exterior para guiarse en la vida, pues saben cómo actuar en cada momento. Quienes se dejan llevar por las emociones, no tienen control de sus impulsos y por eso necesitan de la moral y la ley para poder guiarse con corrección y no cometer disparates constantemente.

5.- ¿En qué momento de la composición te surgió el título?
      Tres días antes de entrar la novela en la imprenta. Fue idea de mi editor. Yo soy muy malo con los títulos, pero a él se le dan bien, así que, al proponerme este vi que aunaba a la perfección todo el tema de la novela y… ¡me encantó!

6.- ¿Qué papel tienen las emociones en tu novela?
     ¡Total! La estructura de la novela se basa en las emociones sin control de los personajes, todo lo que ocurre en la novela se debe al descontrol emocional de los personajes, tengo muy en cuenta lo que quiero que vaya sintiendo el lector según avanza la trama.

7.-Sigamos con las emociones. ¿Qué novela has comenzado con desconfianza y has terminado con pasión? ¿Y la que has comenzado con deseo y la has terminado con espanto? ¿Qué novela te ha hecho sentir nostalgia hasta días después de terminarla?
     La primera opción, American psycho. Pensé que iba a ser un petardo y después no podía dejar de leerla. Recuerdo que en esa época estudiaba producción de televisión y la leía a escondidas en clase.
     La segunda opción, ninguna. Si una novela o una película no me gusta, no las termino. Hay tanto por leer, que me parece una pérdida de tiempo. 
     La novela que me ha hecho sentir nostalgia, yo creo que El proceso de Kafka o La náusea de Sartre. La angustia existencial de una y la fenomenología existencialista de la otra me impactaron bastante.

8.- ¿Qué crees que aporta El azar no se llora dentro de la novela negra y psicológica actual?
     ¿Sinceramente? Me gusta pensar que aúna lo mejor de los dos géneros: la intriga, suspense y acción de la novela negra junto con profundidad psicológica de los personajes de la novela psicológica. A lo que le añado una reflexión intelectual que impulse el tema de la novela y el dinamismo del cine a la hora de narrar y generar imágenes en la mente del lector.

9.- ¿Cuáles son tus referentes, tanto literarios como culturales?
     Pues los escritores y filósofos que más me han marcado son Dostoyevski, Bukowski, Celine, Kafka, Camus, Sartre, Nietzsche. Y como cineastas Tarantino, Schroeder, Ridley Scott, Kauffman, Coppolla, Scorsese… 
 
10.- En la actualidad, se editan más libros de los que se leen, ¿cómo crees que se podría incentivar la lectura, Alonso?
      Muy fácil, diciendo al personal que si lee se hablará y pensará mejor, le hará más interesante a la hora de ligar y eso le permitirá follar más.

11.- ¿Qué lectura nos recomendarías para después de las vacaciones?
      El azar no se llora, por supuesto. No porque la haya escrito yo, bueno sí, pero aparte porque es una buena novela. 


Tomemos nota, Alonso. La vuelta del verano hay que tomársela con calma. Solo la literatura puede ayudarnos.  

6 comentarios :

  1. Muchas gracias por la entrevista!! Me encantó :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Mucha suerte con la promoción :)

      Eliminar
  2. Hola!!! muy interesante la entrevista. el libro y el autor lo conocia y tengo pendiente leermelo, a ver si encuentro un poco de tiempo. Por cierto, mucha razón en lo que dice para incentivar la lectura, una respuesta muy buena,jejeje.
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog, y ya te sigo y te invito a visitar mi blog
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jaime. Ya nos contarás qué tal es el libro cuando lo leas ;) Ah, ya me he pasado por tu blog. De momento te sigo, a ver si en un rato lo cotilleo un poco :)
      Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  3. Siempre se editan más libros de los que se leen, de lo contrario viviríamos en una dictadura cultural, o como queráis llamarlo.
    El libro no me lo voy a leer. Ahora estoy con "Viajes alrededor de mi cuarto" que encontré ayer en Ábaco libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía el libro de Maistre. En mi próxima visita a la biblioteca lo buscaré ;)
      Yo opino que es bueno tener un término medio y que el echo de quemar libros porque el número de ejemplares editados excende con creces al número de ejemplares leídos supone una pena para la cultura :(

      Eliminar