martes, 28 de julio de 2015

Elena Bargues: "El estilo no cambia, es como el carácter de una persona: puedes mejorarlo, pero no cambiarlo"


Elena Bargues Capa (Valencia, 1960) es licenciada en Historia Moderna y Contemporánea por la Universidad de Cantabria. Creció en el seno de una familia que le inculcó la afición a la lectura y, aunque buceó por todos los géneros, le sedujo el histórico, que le llevó a escribir la trilogía El Ducado de Anizy. Además colabora en las revistas digitales EntreTanto Magazine y Artes y Cosas. Tú, como el viento sur es una novela contemporánea en un escenario real: la ciudad de Santander, en la que reside desde los cinco años y conoce tan bien.



1.- ¿Cuál es la sinopsis de la novela?
Valvanuz, a sus cuarenta y cinco años, reúne el valor para divorciarse tras soportar años de maltrato. Deja en Madrid a sus tres hijas para instalarse en la vieja casa de sus padres en Santander y, por medio de su prima Asun, consigue trabajo de camarera en un reputado restaurante en el Sardinero.

Teófilo Van der Voost pertenece a una conocida familia de raigambre en el sector hotelero. Aunque es un enamorado de su profesión, la neurocirugía, comparte la dirección del negocio familiar con sus hermanos, hasta que una fuerte discusión entre ellos lo conduce a replantearse su estilo de vida. Por si fuera poco, un día de viento sur coincide con Valvanuz, a la que conoció en la adolescencia, que ha regresado cargada de problemas: un ex marido rencoroso y una serie de sucesos inexplicables que, con la fuerza del vendaval, arrastrarán la tranquilidad y la rutina diaria de Teo.

2-¿Qué te llevó a escribir sobre el maltrato?
En realidad, no fue ése mi objetivo, vino de la mano del divorcio. Cuando construí la historia de Valvanuz, le adjudiqué uno de los males que me rodean: divorcios de amigos, de familiares. Para la historia de Teo busqué algo similar, cotidiano en cierto modo y familiar para el lector ¿quién no sabe de alguna disputa familiar sobre la herencia de los padres? La guinda del divorcio de Valvanuz fue el maltrato y acoso. Lamentablemente, convivimos con estas situaciones y yo quería que mi novela, además de romántica, mantuviera un pie en tierra firme. La novela romántica no tiene que ser necesariamente irreal.

3- ¿Cómo se siente la ciudad de Santander? ¿Qué vamos a descubrir de ella?
Santander, además de un cambio de escenario para Valvanuz, representa la liberación, el bautismo de una vida nueva. Elegí el Santander veraniego, lleno de turistas, sol, playa, alegría, frente a la vida grisácea y sin futuro de Valvanuz y sus hijas en Madrid con la sombra del exmarido sobre el cogote.
Cualquiera que haya vivido en Santander reconocerá los escenarios, los locales, las calles, las fiestas de las que hablo. Y quien no lo conozca, si lo visita, podrá recorrer los lugares por los que transcurre la vida de Valvanuz y Teo. En mi web, www.elenabargues.com ofrezco fotos de las casas, de los hoteles y restaurantes que cito en la novela. Todo existe. Es otro factor de realidad dentro de una novela idílica, una forma de hacerla más creíble y cercana al lector.

Cubierta de la novela
4.-Eres licenciada en historia Moderna y Contemporánea. En tu anterior trilogía, El Ducado de Anizy, mostraste tu faceta histórica. ¿Por qué has decidido cambiar al género romántico?
Bueno, más que novela histórica, la consideraría novela de aventuras, aunque el fondo sea histórico. Es curioso cómo se catalogan las novelas. Yo me inclino por la finalidad y mi pretensión es la de entretener, no la de ofrecer una clase de historia, ja.ja,ja. En cuanto a lo de cambiar de género, no me parece algo tan drástico, ¿sabes de alguna novela que no roce el tema del amor? Son pocas, y el lector lo echaría en falta. Yo creo que ahora mismo son muchos los problemas que nos agobian y las novelas de evasión han vuelto con fuerza renovada. 
 
5.-Háblanos del título, ¿en qué momento te surgió en la composición de la novela?
El título es el gran calvario para el escritor. Tienes la trama pero no el título. Ya pensaré uno más adelante, te dices, pero nunca llega el momento. Y luego te encuentras con el dilema: que no sea muy largo, que sea atractivo, comercial, que resuma la novela, algo representativo. Sinceramente, para mí resulta muy complejo. En este caso busqué que definiera Santander de alguna forma: el viento sur es muy característico. Pero hasta que llegué a él, elaboré una lista de títulos y pedí el parecer de los amigos. Fue muy discutido.

6.-¿Cómo ha cambiado tu estilo desde El Ducado de Anizy a tu actual novela?
El estilo no cambia, es como el carácter de una persona: puedes mejorarlo, pero no cambiarlo. Tú, como el viento sur es la cuarta novela que escribí, después de la trilogía El Ducado de Anizy de la que ya están publicadas El asalto de Cartagena de Indias y El botín de Cartagena. En otoño publicarán la tercera: En el corazón del imperio español. Además de mejorar el estilo, gracias a los consejos y a la colaboración de amigos metidos en el mundo de la impresión, he ganado soltura a la hora de organizar los capítulos y las tramas. Una novela es algo más que la escritura: labor de documentación, estructura de la historia, construcción de los personajes, escenario…

7.- ¿Cuáles son tus referentes en novela romántica? ¿Cómo la valorarías en el mercado editorial español?
Yo creo que todos entramos en este mundo de la mano de Jane Austen. En España nos falta una figura de este nivel porque se ha despreciado el género; sin embargo, ahora han surgido un montón de nombres que defienden el género sin necesidad de esconderse detrás de nombres ficticios, o bien, ingleses, para que las editoriales las publicaran porque los nombres ingleses se vendían mejor. Hoy en día, una escritora española puede competir en ventas con las autoras inglesas, al menos, en suelo español. Nos falta el salto al extranjero, pero es un género que resulta muy joven todavía.

8.-¿Qué significa escribir para ti?
Diversión, satisfacción cuando concluyes una historia, reto. Cuando me embarco en una nueva novela no sé cómo va a terminar el viaje. Hasta el momento siempre han llegado a buen puerto y me siento orgullosa de ello. Escribo porque me divierte. La escritura es una afición, no puede ser de otra manera porque, en España, no se puede plantear como medio de vida. 

 
9.-¿Sobre qué te gustaría escribir en tu próxima novela? ¿Tienes algún escenario predilecto?
¡Pufff! Muchas historias giran en mi cabeza. La que en ese momento más me apetezca de entre las posibles que tenga en cartera. Es como la lectura, ¿de qué humor estoy? ¿qué me apetece en este momento? Soy una lectora de impulsos porque en mi casa siempre he tenido una biblioteca donde escoger, y lo mismo me sucede con la escritura.

10.- Recomiéndanos un libro para este verano, Elena.
¡Qué difícil! ¡Y qué poco me gusta! Una novela puede ser para mí magnífica por muchas razones que seguramente no serán válidas para otro lector. En mi web, en la sección «Artículos» tengo un apartado «Literatura para Nostálgicos» que comprende una recopilación de los enlaces a una revista para la que escribo. Cada enlace está dedicado a un autor que me impresionó en mi juventud (Zane Grey, Daphne du Maurier, Broomfield…) y reseño un poco una de sus novelas. Allí puede escoger el lector lo que más se avenga a su gusto. En cuanto a autores actuales, lo último que me ha llamado la atención es Okela novela de ficción histórica de Pedro Santamaría o Acordes de seda novela romántica de Ana Iturgaiz, también histórica, no lo puedo remediar. 

*   *   *



¿Dónde podemos encontrar a Elena Bargues? 

Página web: www.elenabargues.com
Twitter: @eleBargues

No hay comentarios :

Publicar un comentario