lunes, 29 de diciembre de 2014

Escritores recomendados en el 2014

Suenan cascabeles de fondo, ya se anuncia el final de un año plagado de nuevos libros, relatos o escritores que nos han aportado, que nos han hecho devorar un concepto denominado "literatura". Durante este año 2014 os he ido recomendado escritores de todas las zonas geográficas que a mí me han influido de una forma u otra. Muchos me habéis ido siguiendo, pero me gustaría hacer recuento de los doce escritores que he ido recomendando durante el año.
     ¿Empezamos? Quizá hayamos coincidido.

De arriba abajo y de izquierda a derecha: Doris Lessing, Julian Barnes, Annabel Pitcher,
Daniel Glattauer, Amélie Nothomb, Albert Sánchez Piñol, Sarah Waters, Charles Bukowski,
Agota Kristof, Jacques Chessex, Jacqueline Susann y Michel Faber.
 

Enero
     El primer mes recomendé a la escritora Doris Lessing (Irán, 1919, Inglaterra, 2013). Yo la descubrí con El quinto hijo (1988), una novela no apta para mujeres embarazadas o que desean ser madres. Ha sido una de las pocas autoras femeninas en conseguir la mayoría de premios literarios europeos, entre los que destacan el Premio Príncipe de Asturias en 2001 y el Nobel de Literatura en 2007. Toda su vida estuvo en lucha constante con su madre y sus escritos están compuestos de temas sociales, políticos y feministas. Podéis encontrar su bibliografía en Lecturalia. 
      Curiosidad: Lessing fue autodidacta gran parte de su vida.

Febrero
     A Julian Barnes (Leicester, 1946) lo descubrí hace poco tiempo con Hablando del asunto y después con Amor, etcétera (reseñadas en el blog). En ambos emplea una forma nada convencional. Fue editor, crítico cinematográfico y escritor. También obtuvo varios premios literarios, como el Booker 2011. Podéis encontrar su bibliografía en Anagrama.
     Curiosidad: sufre tanatofobia. 

Marzo
     Annabel Pitcher (Yorkshire, 1982) es la autora más joven de la lista. La novela Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea (Premio Branford Boase 2012) me resultó una gran obra. Se la recomendaría a todas aquellas personas que han perdido a alguien. Después me aventuré con Nubes de Kétchup y, pese a lo poco que empaticé con el título, sigue la línea de la escritora. Podéis conocerla un poco más en Punto de Lectura.
     Curiosidad: Su primera novela la comenzó tomando notas de viaje por Perú, Amazonas y Vietnam.
    
Abril 
     Me he leído la mayoría de novelas publicadas en español de Daniel Glattauer (Viena, 1960), pero el que me abrió las puertas a su literatura fue la novela epistolar Contra el viento del norte (Premio German Book Prize). La segunda parte es Cada siete olas y no tuve más remedio que reseñarla en el blog. Siempre tuyo, que trata sobre amores enfermizos, también la podéis encontrar entre mis preferidas. En Alfaguara encontraréis los títulos publicados.
     Curiosidad: Cada siete olas la escribió ante el reclamo de sus seguidores. Al parecer necesitaban una continuación de la historia.

Mayo
     Amélie Nothomb (Japón, 1967) parece una buena opción por descubrir. Y tanto. Debida a la profesión de su padre, diplomático, vivió en países de todo el mundo, aunque Bélgica se convirtió en su segundo hogar sin estar segura de cuál era su nacionalidad. Se considera una persona peculiar, aunque su prosa revela muchos aspectos de su vida. También ha sido ganadora de diferentes premios literarios, como el Premio de Novela de la Academia Francesa. Podéis empezar por Antichrista, por ejemplo, el resto vendrá solo. Los títulos de sus novelas, los encontraréis en Anagrama.
     Curiosidad: su horario de escritura es de 4 a 8 de la mañana.

Junio
     No podía dejarme a Albert Sánchez Piñol (Barcelona, 1956). La ficción y la realidad se entrelazan en La piel fría (Premio Ojo Crítico, 2003) y Pandora en el Congo. Ambos marcaron una parte importante de mi vida. Su última novela, Victus, está pendiente en la lista de lecturas. Quizá el 2015 sea un buen año para leerla. De momento, os dejo con su bibliografía en Lecturalia.
     Curiosidad: es el autor vivo más traducido de las letras catalanas.

Julio
     Una de las grandes escritoras que me han influido en mi escritura (sobre todo en el vocabulario) es Sarah Waters (Gales, 1966), ganadora de varios premios literarios. Fue una gran sorpresa descubrir que también había estudiado en la universidad de Kent (Canterbury) y que una de sus novelas, El lustre de la perla, estaba ambientada en las ciudades de Whitstable y Canterbury, por las que tanto he caminado. Aspiro a leerme todas sus novelas, de momento llevo El ocupante y El lustre de la perla. Puedes encontrar sus novelas en Anagrama.
     Curiosidad: si te gustan las novelas de la época victoriana y los personajes homosexuales (prácticamente ausentes en los éxitos literarios). No dudes en leerla.

Agosto
     No podía faltar Charles Bukowski (Alemania, 1920 - Los Ángeles, 1994). Conocí su prosa con Cartero y no paré de reír. Su obra se enmarca dentro del realismo sucio (movimiento literario estadounidense de los años 70). Si os soy sincera, creo que es un escritor que puede llegar a empachar por sus temas, pero os aconsejo leeros al menos una obra de él. En Lecturalia podéis encontrar parte de su biografía y obra.
     Curiosidad: Se negaba a considerarse alcohólico ya que, en ocasiones, podía estar hasta un día sin beber como máximo.

Septiembre
     Lo confieso, leí a Agota Kristof (Hungría, 1935 - Suiza, 2011) por su parecido onomástico con Agatha Christie. Y menos mal que lo hice. Una gran escritora que sufrió los desastres de la guerra y que supo plasmar a la perfección todo ese escenario caótico sin caer en el dramatismo. Os recomiendo Claus y Lucas (ganadora de varios premios literarios) sin pensármelo. Podéis leer más sobre la autora en Lecturalia.
     Curiosidad: la primera lengua en la que comenzó a escribir fue en francés, pese a sentirse perdida dentro de ese idioma.

Octubre
     Jacques Chessex (Suiza, 1934-2009) apareció en mi estantería por casualidad. El vampiro de Ropraz fue la primera novela que degusté de este escritor, el único suizo en ganar el premio Goncourt, entre otros premios. Es un autor muy prolijo, y entre su obra, destacan los géneros de la poesía, crónica, ensayos o libros de temática infantil. Podéis encontrar sus obras en Lecturalia.
     Curiosidad: murió de un infarto en plena conferencia en la biblioteca de la ciudad de Yverdon-Les-Bains. Al menos lo hizo rodeado de libros.

Noviembre
     A Jacqueline Susann (1918, 1974, Estados Unidos) la conocí en El valle de las muñecas. Recuerdo que me sorprendió el título mezclado con la portada llena pastillas. En la novela cuenta cómo se entrelazan la fama, la droga y la belleza. Creo que fue una de sus únicas novelas con renombre. Podéis leer más sobre la controvertida escritora en Lecturalia.
     Curiosidad: tuvo un encontronazo con Truman Capote después de que este la llamara "camionera travestido". Él acabo disculpándose.

Diciembre
     Es bueno volver a los autores que te han marcado. Por ello, Michel Faber (La Haya, 1960), coleccionista de premios literarios, ocupa su lugar en la lista. Pétalo carmesí, flor blanca (adaptada por la BBC en 2011), ambientada en época victoriana, fue mi revelación. Los personajes anduvieron junto a mí durante días. Ahora estoy leyendo Bajo la piel, con una temática totalmente distinta (ciencia ficción) pero con un talento propio de Faber.
     Curiosidad: en Escocia le consideran escocés, en Australia, australiano, y en los Países Bajos neerlandés. Parece que no acaba de decidirse. 
    
 
*   *   *


El próximo año 2015 os ofreceré doce editoriales que han formado parte de la vida de todos los lectores de una u otra manera. Será un placer conocer vuestras opiniones y seguirlas durante el año.

RECOMENDACIONES DE OTROS AÑOS:
Recomendaciones del 2012: novelas.
Recomendaciones del 2013: relatos.
Recomendaciones del 2014: escritores.

viernes, 19 de diciembre de 2014

"Vidas enigmáticas y emotivas", María Victoria Lozano

 
Entró en el dormitorio de sus progenitores, donde se percató de unos documentos que parecían no querer estar muy a la vista de los demás, cogiéndolos, por curiosidad, para ver de qué se trataban, y se llevó una sorpresa, a la cual no encontraba respuesta, sino asombro.

*   *   * 

1.- ¿De qué trata Vidas enigmáticas y emotivas? Un chico, al cabo de cierto tiempo, descubre por casualidad que es adoptado y decide indagar por su cuenta para poder conocer a su familia biológica, teniendo que vencer múltiples obstáculos y hacer frente a bastantes problemas, pero pone mucho empeño, enfocando todo con optimismo y dando prioridad al cariño familiar y a que con esfuerzo, constancia y superación se puede conseguir cualquier reto. Durante su aventura, se encontrará con múltiples sorpresas, incluso un secuestro, un asesinato y conocerá el amor.
 
2.- El tema de los pasados familiares (conocidos o desconocidos) da mucho juego a la hora de componer. ¿Cómo se te ocurrió la idea?
     Por un lado, valoro mucho la unión familiar, y por otro, siempre me ha gustado la idea de que los niños adoptados conozcan a sus padres biológicos.

3.- ¿Vamos a encontrar también personajes enigmáticos y emotivos? Háblanos de ellos.
     Al hablar de personajes enigmáticos me he querido referir a cómo es la vida de los padres biológicos del protagonista, que para él tiene un carácter desconocido y enigmático por los motivos por los que le abandonaron; respecto a emotivos, por la forma en que se reencuentran.

4.- ¿Qué te gustó más del proceso creador de la novela?, ¿dónde te sentiste más a gusto?
     Me gustó mucho la parte en la que describo cómo se reencontraron ambos hermanos con su madre (porque el protagonista también descubre un hermano desconocido). Me sentí muy a gusto narrando la forma en que los dos hermanos encuentran el amor y son correspondidos.

5.- Parece que has optado por una portada muy evocadora. ¿Qué relación existe entre el mar y lo que vamos a descubrir en la novela?
     Por un lado, el optimismo del protagonista se ve reflejado en un mar en calma, y por otro, la idea de un amanecer que evoca la nueva vida que descubrirá poco a poco a través de los familiares biológicos que irá conociendo.

6.- Veo que has publicado con la editorial Seleer, ¿qué tal la experiencia?, ¿por qué no optaste por la autopublicación?
     Como editorial han realizado una correcta impresión de los ejemplares, pero esperaba un mayor apoyo en las fases posteriores, pues se han limitado a la impresión dejando de lado la promoción de la obra, a pesar de que inicialmente me ofrecieron una mayor publicidad. Respecto a la autopublicación, realmente es una opción que he conocido hace muy poco tiempo y que tendré en cuenta para mis futuras obras.

7.- ¿Dónde escribes?, ¿cómo es tu rincón de escritura favorito?
     La obra la he escrito en la sala de estar de mi casa. Un sitio acogedor y tranquilo.

8.- ¿Qué autores te han influido como escritora?
     Ninguno en particular. Leo mucho, pero creo que no me he influenciado por ninguno en concreto.

9.- Según tu biografía, hace tiempo que te licenciaste en Filología Hispánica. ¿Ya en la carrera te gustaba tu afición por la escritura?, ¿has escrito mucho con anterioridad a Vidas enigmáticas y emotivas?
     Siempre he tenido en perspectiva escribir algún libro. Ésta es mi primera obra, no he escrito nada anteriormente.

10.- ¿Qué libro te gustaría que te regalasen por Navidad?, ¿en formato digital o físico?
     Siempre me ha gustado el formato físico, ya que prefiero sentir el tacto al pasar las páginas de papel. Sobre el regalo de Navidad, ahora mismo no tengo un interés especial por un libro en concreto. Si tuviera que nombrar alguno, diría Mi color favorito es verte, de Pilar Eyre.

11.- Recomiéndanos un libro para estas fechas navideñas.
     El psicólogo de Nazaret, de Antonio Gargallo.


Mi nombre es María Victoria Lozano Rodríguez del Álamo. Nací el 1 de septiembre de 1968 en Talavera de la Reina (Toledo). Soy diplomada en Filología Hispánica, Azafata / Relaciones Públicas, Auxiliar de Clínica y Auxiliar de Geriatría. Aprobé las oposiciones de Correos y Telégrafos en Mayo de 2008, donde trabajo desde hace varios años. Vivo en Madrid capital. Mis aficiones favoritas son: la lectura, pasear, visitar museos, viajar, el cine y en verano practicar la natación. Este es mi primer libro, pero tengo en perspectiva escribir más obras. 



-Comprar en Amazon en formato papel.

-Comprar en Agapea en formato papel.


*   *   *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)


viernes, 12 de diciembre de 2014

"Jardín de cemento", de Ian McEwan

La cocina no tardó en convertirse en un antro de malos olores y nubes de moscas. Ninguno tenía ganas de ir más allá de mantener la puerta cerrada. Hacía demasiado calor. Hasta que alguien, no yo, tiró la carne. Estimulado, recogí algunas botellas de leche y bolsas vacías y maté una docena de moscas (pág. 82).


Editorial: Tusquets
Género: drama
País: Reino Unido
Escrita en: 1978
Año de edición: 1982
Páginas: 153
Pregunta, ¿qué le sucede a un cadáver guardado en un cofre y tapado con cemento? En las respuestas cabría el comodín del público, desde luego, aunque la respuesta la hallaréis en el libro. Jardín de cemento se ancla en una familia que vive en los suburbios londinenses. Un día su padre fallece, y los cuatro hermanos deben aprender a valerse por sí mismos ya que su madre se encuentra enferma y apenas se levanta de la cama. Esta situación creará entre los cuatro hermanos un orden jerarquizante de tareas y un sistema de vida peculiar, macabro e inclusive incestuoso, como si fueran de otro mundo.
     La historia la conocemos a través de Jack, uno de los hermanos de quince años de edad. Este narrador nos cuenta los hechos acaecidos en su familia a raíz de dolorosos sucesos, a la muerte de su padre le sucede la de la madre. Jack se despacha sin vergüenza y en un tono duro, en ocasiones hasta frío. Nos habla de su hermana Julie, de diecisiete años, de Sue, de trece, y de Tom de seis años y de la unión que crece entre ellos al quedarse al mando del hogar. Dejan de ir a la escuela y la casa se torna en un cúmulo de basura y amoralidad. Cada hermano se muestra con una personalidad definida y perfectamente independiente. De esta forma, Jack nos hace partícipes de sucesos morbosos sin ahondar en ellos. Por ejemplo, uno de los temas tabúes que se tratan es el travestismo. Tom, a su corta edad, siente que es mujer. Pese a que Jack es el único que al principio se muestra reticente, pronto cede al juego impuesto por su hermano, y las pelucas y los vestidos formarán parte del niño en gran parte del libro sin que nadie se escandalice por ello.
Tom llevaba un vestido anaranjado que se me antojaba conocido, y en alguna parte habían encontrado una peluca para él. Era de pelo rubio y lleno de rizos. Con qué facilidad iba a ser otro. Me crucé de brazos con energía. No es más que un vestido y una peluca, pensé, es Tom disfrazado (pág. 85).
Otro de los temas que se tratan es el incesto entre los hermanos. En la segunda página de la novela, Jack ya nos sorprende con uno de los juegos habituales entre sus dos hermanas y él. El lector no se espera tal escena, aunque ya presagia el comportamiento de los hermanos durante desarrollo de la trama principal. Le rocé un pezón con la punta del dedo. Estaba duro y arrugado como un hueso de melocotón (pág. 149). Todo este descontrol alegal, desembocará en la última escena, tan sugerente como luminosa.
     En esta obra de McEwan los temas tabúes serán una constante, así como los cambios típicos de la adolescencia, como la masturbación o el acné. Encuentro también una mofa al sistema educativo y social del momento. Es incomprensible que unos niños se hagan dueños de una casa tras la muerte de los progenitores, y eso hace que el lector avance con rapidez para saber qué será de ellos y hasta qué punto son capaces de llegar.
 
Meat
Cartel de la obra teatral, 2014
     Los personajes no son más de diez, aunque este número fluctúa durante la novela. Los hermanos no se encuentran solos, un quinto personaje es el cadáver, siempre presente en los cinco sentidos, y un sexto es Derek, el novio de Julie. Rápidamente, Jack siente celos por ese chico mayor y sociable que se muestra deferente y respetuoso con todos, inclusive se esfuerza por no sentirse aislado del núcleo familiar, que actúa como un pequeño grupo secreto aislado del mundo.
    ¿Sabéis a qué obra me ha recordado Jardín de cemento?, a El guardián entre el centeno (1951), de Salinger. El narrador es también un joven adolescente que habla sin complejos de temas controvertidos en la edad en que se enmarcan. Puede que no se abordan los mismo temas, pero el tono con que ellos están contados y el revuelo que estos causaron me ha hecho crear tal puente literario.

En 1993 el director Andrew Birkin adaptó la película y fue seleccionada para competir en la cuadragésima edición del Festival Internacional de Cine de Berlín. Finalmente, obtuvo el Oso de Plata a la mejor dirección. En 2008 pasó al teatro de Cambridge con el título FallOut Theatre. Actualmente continúa sobre las tablas. 


Ian McEwan HeadshotIan McEwan (Aldershot, Hampshire, 21 de junio de 1948). De padre militar, pasó gran parte de su infancia en el Lejano Oriente, en Alemania y en el Norte de África. Al regresar a Inglaterra se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad de Sussex y se formó en creación literaria en la Universidad de East Anglia, donde fue alumno de Malcolm Bradbury y de Angus Wilson. Su primera obra publicada fue el compendio de relatos Primer amor, últimos ritos, en 1975, que obtuvo el Premio Somerset Maugham en 1976, luego se especializó en novela. McEwan se hizo célebre por sus elaboradas descripciones de obsesiones sexuales y actos violentos, llegando a ser censurado por la BBC en su serie de televisión Geometría, y causando gran revuelo al recibir el Booker Prize por la macabra Amsterdam. Es miembro de la Real Sociedad de Literatura y la Real Sociedad de las Artes británicas, de la Academia Americana de las Artes y de las Ciencias, y es Comandante del Imperio Británico. También ha escrito guiones, como el que creó para la película El almuerzo del labrador (1990), una crítica política al gobierno de Margaret Thatcher. Fuente: Lecturalia.


¿Quieren un consejo? Lean la obra. No les llevará más de un tarde. Después cierren el libro y deléitense con la prosa de McEwan, quizá no sepa del todo bien, pero no se arrepentirán del sabor que les ha dejado.