miércoles, 26 de noviembre de 2014

"La sombra de la existencia", de Macoco G.M.

Versión digital
Versión en papel
No me equivoco al afirmar que era una vaca, rumiando y regurgitando recuerdos podridos, con los que tan solo podía sentir el placer de mascar, pero que no contenían ya ningún alimento.

* * *
Caricias, caricias cada vez más forzadas, cada vez menos caricias; caricias, caricias frías, que arañan, caricias que duelen, caricias que secan; caricias que son buscadas, caricias que no vienen solas, caricias que se piden con la mirada y que al final se rechazan con el orgullo.  

1.-¿De qué trata La sombra de la existencia
     Trata sobre Grigoriy, a quien se le hunden los pilares de su vida tras la ruptura con su novia P., iniciándose un proceso de desmoronamiento racional que le lleva a atisbar nuevas formas de vida más acordes a su naturaleza. Ensoñación y vigilia se entremezclan creando un mundo más cercano a nuestro protagonista, que trémulo pero firme va dejándose llevar hacia un final inesperado para un entorno que jamás llegó a conocerle y que llora por su desdicha.
     Estamos ante un libro narrado con distintas voces que sucede en distintos tiempos y planos existenciales en el que el narrador, el protagonista y su álter ego en el futuro, luchan por contar la historia de cómo Grigoriy fue capaz de dejar de ser humano para mirar más allá de lo obvio, más dentro de sí mismo. En su nuevo mundo nada es real, nada es ensoñación, existiendo la única verdad en los latidos de su mermado corazón, que poco a poco consigue entonar su propia cadencia iniciando un maravilloso viaje por su propia realidad.

2.- ¿De dónde emerge esa corriente tan filosófica que se destila ya desde el título?, ¿la trama de la novela tiene algo de autobiográfico?, ¿cómo surgió la idea?
     El libro surge de mi necesidad de escribir. Cuando comencé no tenía en mente ni mucho menos elaborar una novela. Simplemente escribía por rabia, escribía desde la sensación de ahogo. Luego me fui dando cuenta que lo que había salido de dentro de mí podía conformar una historia. Pero fue raro, porque incluso cuando ya era consciente de que estaba elaborando un libro, nuca tuve en mente un final ni un guion. Cuando me apetecía escribía y conforme iba lanzando frases el libro me iba pidiendo que la trama fuera en una u otra dirección.
   En cuanto a si es autobiográfico, bueno, la realidad está ahí fuera y todo es autobiográfico desde el punto de vista que todo es captado y asimilado por nuestro cuerpo. Tras ese tamiz el escritor vuelca la realidad en un papel, y toda esa realidad se convierte en autobiografía.

3.- En el libro hay muchas frases potentes, de esas que dejan huella y te hacen pensar. ¿Qué frase o concepto destacarías?
     Cuando hice la sinopsis destaqué una frase que me gusta particularmente: «Porque la vida es un ahora, y la muerte es un mañana, y un ahora es un instante interminable, y un mañana es una nada infinita». Dice mucho del carácter existencialista de la novela.

4.- ¿Cuál crees que es el punto fuerte de La sombra de la existencia?
     Pues es difícil hablar de una particularidad concreta dentro del libro. Creo que es muy original el hecho de que no haya un narrador omnipotente, y que el propio protagonista ponga en duda lo que éste va contando.
     Otro aspecto importante es que la técnica narrativa es un personaje más de la novela. Va cambiando y adaptándose según lo que va sucediendo. En situaciones de agobio con frases conscientemente largas, muy repetitivas y podríamos decir que hasta pegajosas; en otras ocasiones el flujo de conciencia del protagonista es rápido y con sentencias muy cortas. Unas veces los capítulos se narran en primera persona, otras con un narrador que duda, e incluso hay capítulos narrados por otros personajes que van dando sus distintos puntos de vista de un mismo acontecimiento.

5.- Has declarado en alguna ocasión que tu novela es poco convencional y que no es un libro sencillo de leer. ¿Destinas tu novela a un público en concreto?
     El decir que no es un libro sencillo de leer no significa que no sea apto para todos los públicos. Es cierto que necesita de una mayor implicación del lector, sobre todo en los capítulos iniciales, pero no creo que el lector medio tenga problemas para comprenderlo. Cuando digo que es poco convencional me refiero más bien a su trama. No esperéis grandes giros argumentales ni un número importante de protagonistas. El libro se centra en Grigoriy, en su forma de percibir el mundo, y en cómo ésta va cambiando. Eso sí, tiene un final sorprendente.

6.- Desde luego, la portada incita a leer las vicisitudes por las que atraviesa Grigoriy, el protagonista. Solo viéndola y reparando en sus detalles, parece que cuenta una historia. ¿Qué nos podrías contar de la portada?
     Con ella quise expresar la soledad del protagonista dentro de una sociedad (representada por las sombras que le rodean), a la que no le importa en absoluto lo que le suceda. En contrapartida, la sombra del protagonista, que es el elemento con más luz de la ilustración, es su alter ego, es su forma de rebelarse y es en ella donde las otras sombras se fijan y a la que temen. La sociedad teme y se burla del que no quiere ser como todos.
 
7.- Cuéntanos cómo es tu proceso creador. Por ejemplo, si utilizas esquemas antes o durante su escritura o dónde anotas tus ideas.
     Pues como ya he comentado, al menos en este libro el proceso creativo ha sido totalmente caótico. Y creo que ese caos ha aportado mucha originalidad a la novela. Sin tener nada previamente estructurado me lanzaba a escribir y conforme escribía a veces me sorprendía de cómo iba evolucionando.
 
8.- Leo en tu biografía que tu formación académica no tiene nada que ver con las letras, ¿cursaste algún taller o curso de escritura?, ¿escribiste mucha literatura con anterioridad?
     Nada. He escrito algún relato que otro, pero no he cursado ningún taller ni nada por el estilo. Mi escuela: leer mucho y leer grandes clásicos que me han hecho incluso no dormir ciertas noches.

9.- Veo que has autoeditado tu novela, ¿qué tal la experiencia?, ¿la recomendarías?
     Sin duda. Para editar una novela no hace falta una editorial. Eso sí, para la promoción eso ya es otro cantar. Hasta ese momento sin muchos recursos puedes ir avanzando. Pero una vez publicado te das cuenta de la soledad que provoca el no tener un apoyo tanto en distribución como en promoción.

10.- ¿Estás preparando otra novela o tienes alguna en mente?
     Por ahora mí tiempo lo consume la promoción de La sombra de la existencia. No te niego que tengo algunas cosas escritas, pero no sé si de alguna surgirá una novela, eso no depende de mí, sino de cómo vayan evolucionando cuando me pongo a escribir sobre ellas. Parece de broma pero es esto lo que me sucede.

11.- Por último, ¿podrías recomendarnos un libro para este otoño?
     Recomendaría mil libros. Pero si te tengo que decir solo uno, pues escojo El extranjero de Albert Camus. Si no te lo has leído, deberías. Es una novela muy corta pero con una carga existencialista brutal.


Me llamo Manuel Giménez Medina, soy Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Córdoba, y poseo dos Másteres, uno de ellos un Máster MBA Executive por la Escuela de negocios EOI. En una estancia de un año en Bélgica realicé una tesina en la universidad de Amberes. Actualmente trabajo dirigiendo proyectos de I+D en el sector aeronáutico y tecnológico. Lector compulsivo, sobre todo de novelas clásicas y contemporáneas, uso la escritura como vía de escape. Al escribir relativizo mis problemas, se evaporan, desaparecen. Disfruto hurgando en la miseria humana, en esos bajos instintos, y, sobre todo, en cómo las personas se temen a sí mismas. Esta es mi primera novela, aunque tengo escritos muchos relatos que he ido compartiendo en distintos foros y que iré subiendo a mi página web. Como autores de referencia, es decir, aquellos que creo más me han influenciado, tengo a Faulkner, Kafka, Proust, Huxley, Mishima, Stanisław Lem, Nietzsche, Goethe, Hemingway o Dostoyevski.


Os dejo con el booktrailer de la novela. ¡Disfrutadlo!





En la web del autor podrás leer un capítulo, críticas y reseñas del libro así como conseguir la novela en varias plataformas digitales.
     -La sombra de la existencia.
     -Sorteo en Goodreads.


*   *   *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

jueves, 13 de noviembre de 2014

¡Al rico pleonasmo, oiga!

Los pleonasmos se venden, se subastan al mejor postor y forman parte de nosotros de manera ineludible. ¿Pero qué significa esta palabra tan importante en nuestras vidas? Un pleonasmo es una expresión redundante que se da cuando en una oración se forman vocablos innecesarios para que el significado quede patente. Por ejemplo, bajar para abajo o subir para arriba. Sin olvidarnos de nuestra querida Blancanieves. Una mujer blanca como la nieve, ¿alguien había pensado que la nieve es verde? Por si hay algún despistado, el pleonasmo nos lo indica.
  
"Rotary Phone, Off The Hook II"  |  oil on canvas  |  16" X 24"
Christopher Stott

     Los pleonamos nos invaden, los carteles y la publicidad nos abordan a diario. ¡Llame!, ¡contrate!, ¡asegure!, ¡pida! Cuando llegamos a casa, podríamos hacer un cuadernillo reciclado de hojas de diferentes tamaños y colores. Sería interesante detenerse en la ortografía y en el empecinamiento por no tildar las mayúsculas por sistema. Pero no, esta vez quiero mostraros algunos ejemplos que encontramos nada más salir de casa. Expresiones con un mismo nexo de unión: la redundancia.
     Empecemos con cita previa. ¿Qué le ocurre a cita previa?, ¿hay alguna cita que no sea previa? Tic-tac-tic-tac. Pensadlo. Todas las citas son previas, ¿no? Es innecesario añadir ese complemento tan rimbombante. Así que ya lo sabéis, cuando acudáis a un mostrador y un hombre amable os diga con voz de sieso, ¿qué haces tú aquí?, ¿has pedido cita previa?, podéis contestarle, No, no la pedí previa, la pedí justo en el momento de pedir la cita previa. Eso sí, no contéis con una sonrisa. 
     Lo mejor es cuando vas caminando y cae en tus manos un panfleto publicitario de una copistería (que, al contrario de lo que algunos piensan, no es una tienda donde se venden sombreros de copa). Sin pudor ni vergüenza han escrito eso de "copias exactas". ¡Pues menos mal que son exactas! A una le dan ganas de entrar a la copistería y preguntar, ¿y qué precio tienen las copias que no son exactas?, ¿tienen descuento? Oye, estas cosas nunca vienen mal saberlas. ¿Y qué me decís cuando leéis en la publicidad eso de totalmente gratis? Uy, exclamas, menos mal que es totalmente, si llega a ser solo un poco gratis mi presupuesto no me lo habría permitido.
     Pleonasmos hay muchos, pero hay algunos que te marcan especialmente por algún motivo. Sobre todo cuando vas al médico (experto en letras, ya se sabe) y por encima de la montura de las gafas te aconseja que bebas líquidos. Yo, la verdad, bebería sólidos o gaseosos, pero creo que todavía no se comercializan. ¿O quizá sí y solo lo saben los médicos? Quedará en eterno misterio.
     
¿Y vosotros?, ¿tenéis en mente algún pleonasmo que os haga saltar de alegría? No os cortéis, hagamos una lujosa lista. Quizá yo haya escrito algún pleonasmo sin darme cuenta. Lo mejor de todo esto, es no sentirse culpable, las redundancias forman parte de nosotros. No es peligroso, no hace falta pedir cita previa para ir al médico y que este te diga que bebas muchos líquidos. Queramos o no, la lengua sigue su curso, y eso debería ser sano.
     ¿Habéis descubierto ya mi pleonasmo?