lunes, 29 de diciembre de 2014

Escritores recomendados en el 2014

Suenan cascabeles de fondo, ya se anuncia el final de un año plagado de nuevos libros, relatos o escritores que nos han aportado, que nos han hecho devorar un concepto denominado "literatura". Durante este año 2014 os he ido recomendado escritores de todas las zonas geográficas que a mí me han influido de una forma u otra. Muchos me habéis ido siguiendo, pero me gustaría hacer recuento de los doce escritores que he ido recomendando durante el año.
     ¿Empezamos? Quizá hayamos coincidido.

De arriba abajo y de izquierda a derecha: Doris Lessing, Julian Barnes, Annabel Pitcher,
Daniel Glattauer, Amélie Nothomb, Albert Sánchez Piñol, Sarah Waters, Charles Bukowski,
Agota Kristof, Jacques Chessex, Jacqueline Susann y Michel Faber.
 

Enero
     El primer mes recomendé a la escritora Doris Lessing (Irán, 1919, Inglaterra, 2013). Yo la descubrí con El quinto hijo (1988), una novela no apta para mujeres embarazadas o que desean ser madres. Ha sido una de las pocas autoras femeninas en conseguir la mayoría de premios literarios europeos, entre los que destacan el Premio Príncipe de Asturias en 2001 y el Nobel de Literatura en 2007. Toda su vida estuvo en lucha constante con su madre y sus escritos están compuestos de temas sociales, políticos y feministas. Podéis encontrar su bibliografía en Lecturalia. 
      Curiosidad: Lessing fue autodidacta gran parte de su vida.

Febrero
     A Julian Barnes (Leicester, 1946) lo descubrí hace poco tiempo con Hablando del asunto y después con Amor, etcétera (reseñadas en el blog). En ambos emplea una forma nada convencional. Fue editor, crítico cinematográfico y escritor. También obtuvo varios premios literarios, como el Booker 2011. Podéis encontrar su bibliografía en Anagrama.
     Curiosidad: sufre tanatofobia. 

Marzo
     Annabel Pitcher (Yorkshire, 1982) es la autora más joven de la lista. La novela Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea (Premio Branford Boase 2012) me resultó una gran obra. Se la recomendaría a todas aquellas personas que han perdido a alguien. Después me aventuré con Nubes de Kétchup y, pese a lo poco que empaticé con el título, sigue la línea de la escritora. Podéis conocerla un poco más en Punto de Lectura.
     Curiosidad: Su primera novela la comenzó tomando notas de viaje por Perú, Amazonas y Vietnam.
    
Abril 
     Me he leído la mayoría de novelas publicadas en español de Daniel Glattauer (Viena, 1960), pero el que me abrió las puertas a su literatura fue la novela epistolar Contra el viento del norte (Premio German Book Prize). La segunda parte es Cada siete olas y no tuve más remedio que reseñarla en el blog. Siempre tuyo, que trata sobre amores enfermizos, también la podéis encontrar entre mis preferidas. En Alfaguara encontraréis los títulos publicados.
     Curiosidad: Cada siete olas la escribió ante el reclamo de sus seguidores. Al parecer necesitaban una continuación de la historia.

Mayo
     Amélie Nothomb (Japón, 1967) parece una buena opción por descubrir. Y tanto. Debida a la profesión de su padre, diplomático, vivió en países de todo el mundo, aunque Bélgica se convirtió en su segundo hogar sin estar segura de cuál era su nacionalidad. Se considera una persona peculiar, aunque su prosa revela muchos aspectos de su vida. También ha sido ganadora de diferentes premios literarios, como el Premio de Novela de la Academia Francesa. Podéis empezar por Antichrista, por ejemplo, el resto vendrá solo. Los títulos de sus novelas, los encontraréis en Anagrama.
     Curiosidad: su horario de escritura es de 4 a 8 de la mañana.

Junio
     No podía dejarme a Albert Sánchez Piñol (Barcelona, 1956). La ficción y la realidad se entrelazan en La piel fría (Premio Ojo Crítico, 2003) y Pandora en el Congo. Ambos marcaron una parte importante de mi vida. Su última novela, Victus, está pendiente en la lista de lecturas. Quizá el 2015 sea un buen año para leerla. De momento, os dejo con su bibliografía en Lecturalia.
     Curiosidad: es el autor vivo más traducido de las letras catalanas.

Julio
     Una de las grandes escritoras que me han influido en mi escritura (sobre todo en el vocabulario) es Sarah Waters (Gales, 1966), ganadora de varios premios literarios. Fue una gran sorpresa descubrir que también había estudiado en la universidad de Kent (Canterbury) y que una de sus novelas, El lustre de la perla, estaba ambientada en las ciudades de Whitstable y Canterbury, por las que tanto he caminado. Aspiro a leerme todas sus novelas, de momento llevo El ocupante y El lustre de la perla. Puedes encontrar sus novelas en Anagrama.
     Curiosidad: si te gustan las novelas de la época victoriana y los personajes homosexuales (prácticamente ausentes en los éxitos literarios). No dudes en leerla.

Agosto
     No podía faltar Charles Bukowski (Alemania, 1920 - Los Ángeles, 1994). Conocí su prosa con Cartero y no paré de reír. Su obra se enmarca dentro del realismo sucio (movimiento literario estadounidense de los años 70). Si os soy sincera, creo que es un escritor que puede llegar a empachar por sus temas, pero os aconsejo leeros al menos una obra de él. En Lecturalia podéis encontrar parte de su biografía y obra.
     Curiosidad: Se negaba a considerarse alcohólico ya que, en ocasiones, podía estar hasta un día sin beber como máximo.

Septiembre
     Lo confieso, leí a Agota Kristof (Hungría, 1935 - Suiza, 2011) por su parecido onomástico con Agatha Christie. Y menos mal que lo hice. Una gran escritora que sufrió los desastres de la guerra y que supo plasmar a la perfección todo ese escenario caótico sin caer en el dramatismo. Os recomiendo Claus y Lucas (ganadora de varios premios literarios) sin pensármelo. Podéis leer más sobre la autora en Lecturalia.
     Curiosidad: la primera lengua en la que comenzó a escribir fue en francés, pese a sentirse perdida dentro de ese idioma.

Octubre
     Jacques Chessex (Suiza, 1934-2009) apareció en mi estantería por casualidad. El vampiro de Ropraz fue la primera novela que degusté de este escritor, el único suizo en ganar el premio Goncourt, entre otros premios. Es un autor muy prolijo, y entre su obra, destacan los géneros de la poesía, crónica, ensayos o libros de temática infantil. Podéis encontrar sus obras en Lecturalia.
     Curiosidad: murió de un infarto en plena conferencia en la biblioteca de la ciudad de Yverdon-Les-Bains. Al menos lo hizo rodeado de libros.

Noviembre
     A Jacqueline Susann (1918, 1974, Estados Unidos) la conocí en El valle de las muñecas. Recuerdo que me sorprendió el título mezclado con la portada llena pastillas. En la novela cuenta cómo se entrelazan la fama, la droga y la belleza. Creo que fue una de sus únicas novelas con renombre. Podéis leer más sobre la controvertida escritora en Lecturalia.
     Curiosidad: tuvo un encontronazo con Truman Capote después de que este la llamara "camionera travestido". Él acabo disculpándose.

Diciembre
     Es bueno volver a los autores que te han marcado. Por ello, Michel Faber (La Haya, 1960), coleccionista de premios literarios, ocupa su lugar en la lista. Pétalo carmesí, flor blanca (adaptada por la BBC en 2011), ambientada en época victoriana, fue mi revelación. Los personajes anduvieron junto a mí durante días. Ahora estoy leyendo Bajo la piel, con una temática totalmente distinta (ciencia ficción) pero con un talento propio de Faber.
     Curiosidad: en Escocia le consideran escocés, en Australia, australiano, y en los Países Bajos neerlandés. Parece que no acaba de decidirse. 
    
 
*   *   *


El próximo año 2015 os ofreceré doce editoriales que han formado parte de la vida de todos los lectores de una u otra manera. Será un placer conocer vuestras opiniones y seguirlas durante el año.

RECOMENDACIONES DE OTROS AÑOS:
Recomendaciones del 2012: novelas.
Recomendaciones del 2013: relatos.
Recomendaciones del 2014: escritores.

viernes, 19 de diciembre de 2014

"Vidas enigmáticas y emotivas", María Victoria Lozano

 
Entró en el dormitorio de sus progenitores, donde se percató de unos documentos que parecían no querer estar muy a la vista de los demás, cogiéndolos, por curiosidad, para ver de qué se trataban, y se llevó una sorpresa, a la cual no encontraba respuesta, sino asombro.

*   *   * 

1.- ¿De qué trata Vidas enigmáticas y emotivas? Un chico, al cabo de cierto tiempo, descubre por casualidad que es adoptado y decide indagar por su cuenta para poder conocer a su familia biológica, teniendo que vencer múltiples obstáculos y hacer frente a bastantes problemas, pero pone mucho empeño, enfocando todo con optimismo y dando prioridad al cariño familiar y a que con esfuerzo, constancia y superación se puede conseguir cualquier reto. Durante su aventura, se encontrará con múltiples sorpresas, incluso un secuestro, un asesinato y conocerá el amor.
 
2.- El tema de los pasados familiares (conocidos o desconocidos) da mucho juego a la hora de componer. ¿Cómo se te ocurrió la idea?
     Por un lado, valoro mucho la unión familiar, y por otro, siempre me ha gustado la idea de que los niños adoptados conozcan a sus padres biológicos.

3.- ¿Vamos a encontrar también personajes enigmáticos y emotivos? Háblanos de ellos.
     Al hablar de personajes enigmáticos me he querido referir a cómo es la vida de los padres biológicos del protagonista, que para él tiene un carácter desconocido y enigmático por los motivos por los que le abandonaron; respecto a emotivos, por la forma en que se reencuentran.

4.- ¿Qué te gustó más del proceso creador de la novela?, ¿dónde te sentiste más a gusto?
     Me gustó mucho la parte en la que describo cómo se reencontraron ambos hermanos con su madre (porque el protagonista también descubre un hermano desconocido). Me sentí muy a gusto narrando la forma en que los dos hermanos encuentran el amor y son correspondidos.

5.- Parece que has optado por una portada muy evocadora. ¿Qué relación existe entre el mar y lo que vamos a descubrir en la novela?
     Por un lado, el optimismo del protagonista se ve reflejado en un mar en calma, y por otro, la idea de un amanecer que evoca la nueva vida que descubrirá poco a poco a través de los familiares biológicos que irá conociendo.

6.- Veo que has publicado con la editorial Seleer, ¿qué tal la experiencia?, ¿por qué no optaste por la autopublicación?
     Como editorial han realizado una correcta impresión de los ejemplares, pero esperaba un mayor apoyo en las fases posteriores, pues se han limitado a la impresión dejando de lado la promoción de la obra, a pesar de que inicialmente me ofrecieron una mayor publicidad. Respecto a la autopublicación, realmente es una opción que he conocido hace muy poco tiempo y que tendré en cuenta para mis futuras obras.

7.- ¿Dónde escribes?, ¿cómo es tu rincón de escritura favorito?
     La obra la he escrito en la sala de estar de mi casa. Un sitio acogedor y tranquilo.

8.- ¿Qué autores te han influido como escritora?
     Ninguno en particular. Leo mucho, pero creo que no me he influenciado por ninguno en concreto.

9.- Según tu biografía, hace tiempo que te licenciaste en Filología Hispánica. ¿Ya en la carrera te gustaba tu afición por la escritura?, ¿has escrito mucho con anterioridad a Vidas enigmáticas y emotivas?
     Siempre he tenido en perspectiva escribir algún libro. Ésta es mi primera obra, no he escrito nada anteriormente.

10.- ¿Qué libro te gustaría que te regalasen por Navidad?, ¿en formato digital o físico?
     Siempre me ha gustado el formato físico, ya que prefiero sentir el tacto al pasar las páginas de papel. Sobre el regalo de Navidad, ahora mismo no tengo un interés especial por un libro en concreto. Si tuviera que nombrar alguno, diría Mi color favorito es verte, de Pilar Eyre.

11.- Recomiéndanos un libro para estas fechas navideñas.
     El psicólogo de Nazaret, de Antonio Gargallo.


Mi nombre es María Victoria Lozano Rodríguez del Álamo. Nací el 1 de septiembre de 1968 en Talavera de la Reina (Toledo). Soy diplomada en Filología Hispánica, Azafata / Relaciones Públicas, Auxiliar de Clínica y Auxiliar de Geriatría. Aprobé las oposiciones de Correos y Telégrafos en Mayo de 2008, donde trabajo desde hace varios años. Vivo en Madrid capital. Mis aficiones favoritas son: la lectura, pasear, visitar museos, viajar, el cine y en verano practicar la natación. Este es mi primer libro, pero tengo en perspectiva escribir más obras. 



-Comprar en Amazon en formato papel.

-Comprar en Agapea en formato papel.


*   *   *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)


viernes, 12 de diciembre de 2014

"Jardín de cemento", de Ian McEwan

La cocina no tardó en convertirse en un antro de malos olores y nubes de moscas. Ninguno tenía ganas de ir más allá de mantener la puerta cerrada. Hacía demasiado calor. Hasta que alguien, no yo, tiró la carne. Estimulado, recogí algunas botellas de leche y bolsas vacías y maté una docena de moscas (pág. 82).


Editorial: Tusquets
Género: drama
País: Reino Unido
Escrita en: 1978
Año de edición: 1982
Páginas: 153
Pregunta, ¿qué le sucede a un cadáver guardado en un cofre y tapado con cemento? En las respuestas cabría el comodín del público, desde luego, aunque la respuesta la hallaréis en el libro. Jardín de cemento se ancla en una familia que vive en los suburbios londinenses. Un día su padre fallece, y los cuatro hermanos deben aprender a valerse por sí mismos ya que su madre se encuentra enferma y apenas se levanta de la cama. Esta situación creará entre los cuatro hermanos un orden jerarquizante de tareas y un sistema de vida peculiar, macabro e inclusive incestuoso, como si fueran de otro mundo.
     La historia la conocemos a través de Jack, uno de los hermanos de quince años de edad. Este narrador nos cuenta los hechos acaecidos en su familia a raíz de dolorosos sucesos, a la muerte de su padre le sucede la de la madre. Jack se despacha sin vergüenza y en un tono duro, en ocasiones hasta frío. Nos habla de su hermana Julie, de diecisiete años, de Sue, de trece, y de Tom de seis años y de la unión que crece entre ellos al quedarse al mando del hogar. Dejan de ir a la escuela y la casa se torna en un cúmulo de basura y amoralidad. Cada hermano se muestra con una personalidad definida y perfectamente independiente. De esta forma, Jack nos hace partícipes de sucesos morbosos sin ahondar en ellos. Por ejemplo, uno de los temas tabúes que se tratan es el travestismo. Tom, a su corta edad, siente que es mujer. Pese a que Jack es el único que al principio se muestra reticente, pronto cede al juego impuesto por su hermano, y las pelucas y los vestidos formarán parte del niño en gran parte del libro sin que nadie se escandalice por ello.
Tom llevaba un vestido anaranjado que se me antojaba conocido, y en alguna parte habían encontrado una peluca para él. Era de pelo rubio y lleno de rizos. Con qué facilidad iba a ser otro. Me crucé de brazos con energía. No es más que un vestido y una peluca, pensé, es Tom disfrazado (pág. 85).
Otro de los temas que se tratan es el incesto entre los hermanos. En la segunda página de la novela, Jack ya nos sorprende con uno de los juegos habituales entre sus dos hermanas y él. El lector no se espera tal escena, aunque ya presagia el comportamiento de los hermanos durante desarrollo de la trama principal. Le rocé un pezón con la punta del dedo. Estaba duro y arrugado como un hueso de melocotón (pág. 149). Todo este descontrol alegal, desembocará en la última escena, tan sugerente como luminosa.
     En esta obra de McEwan los temas tabúes serán una constante, así como los cambios típicos de la adolescencia, como la masturbación o el acné. Encuentro también una mofa al sistema educativo y social del momento. Es incomprensible que unos niños se hagan dueños de una casa tras la muerte de los progenitores, y eso hace que el lector avance con rapidez para saber qué será de ellos y hasta qué punto son capaces de llegar.
 
Meat
Cartel de la obra teatral, 2014
     Los personajes no son más de diez, aunque este número fluctúa durante la novela. Los hermanos no se encuentran solos, un quinto personaje es el cadáver, siempre presente en los cinco sentidos, y un sexto es Derek, el novio de Julie. Rápidamente, Jack siente celos por ese chico mayor y sociable que se muestra deferente y respetuoso con todos, inclusive se esfuerza por no sentirse aislado del núcleo familiar, que actúa como un pequeño grupo secreto aislado del mundo.
    ¿Sabéis a qué obra me ha recordado Jardín de cemento?, a El guardián entre el centeno (1951), de Salinger. El narrador es también un joven adolescente que habla sin complejos de temas controvertidos en la edad en que se enmarcan. Puede que no se abordan los mismo temas, pero el tono con que ellos están contados y el revuelo que estos causaron me ha hecho crear tal puente literario.

En 1993 el director Andrew Birkin adaptó la película y fue seleccionada para competir en la cuadragésima edición del Festival Internacional de Cine de Berlín. Finalmente, obtuvo el Oso de Plata a la mejor dirección. En 2008 pasó al teatro de Cambridge con el título FallOut Theatre. Actualmente continúa sobre las tablas. 


Ian McEwan HeadshotIan McEwan (Aldershot, Hampshire, 21 de junio de 1948). De padre militar, pasó gran parte de su infancia en el Lejano Oriente, en Alemania y en el Norte de África. Al regresar a Inglaterra se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad de Sussex y se formó en creación literaria en la Universidad de East Anglia, donde fue alumno de Malcolm Bradbury y de Angus Wilson. Su primera obra publicada fue el compendio de relatos Primer amor, últimos ritos, en 1975, que obtuvo el Premio Somerset Maugham en 1976, luego se especializó en novela. McEwan se hizo célebre por sus elaboradas descripciones de obsesiones sexuales y actos violentos, llegando a ser censurado por la BBC en su serie de televisión Geometría, y causando gran revuelo al recibir el Booker Prize por la macabra Amsterdam. Es miembro de la Real Sociedad de Literatura y la Real Sociedad de las Artes británicas, de la Academia Americana de las Artes y de las Ciencias, y es Comandante del Imperio Británico. También ha escrito guiones, como el que creó para la película El almuerzo del labrador (1990), una crítica política al gobierno de Margaret Thatcher. Fuente: Lecturalia.


¿Quieren un consejo? Lean la obra. No les llevará más de un tarde. Después cierren el libro y deléitense con la prosa de McEwan, quizá no sepa del todo bien, pero no se arrepentirán del sabor que les ha dejado.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

"La sombra de la existencia", de Macoco G.M.

Versión digital
Versión en papel
No me equivoco al afirmar que era una vaca, rumiando y regurgitando recuerdos podridos, con los que tan solo podía sentir el placer de mascar, pero que no contenían ya ningún alimento.

* * *
Caricias, caricias cada vez más forzadas, cada vez menos caricias; caricias, caricias frías, que arañan, caricias que duelen, caricias que secan; caricias que son buscadas, caricias que no vienen solas, caricias que se piden con la mirada y que al final se rechazan con el orgullo.  

1.-¿De qué trata La sombra de la existencia
     Trata sobre Grigoriy, a quien se le hunden los pilares de su vida tras la ruptura con su novia P., iniciándose un proceso de desmoronamiento racional que le lleva a atisbar nuevas formas de vida más acordes a su naturaleza. Ensoñación y vigilia se entremezclan creando un mundo más cercano a nuestro protagonista, que trémulo pero firme va dejándose llevar hacia un final inesperado para un entorno que jamás llegó a conocerle y que llora por su desdicha.
     Estamos ante un libro narrado con distintas voces que sucede en distintos tiempos y planos existenciales en el que el narrador, el protagonista y su álter ego en el futuro, luchan por contar la historia de cómo Grigoriy fue capaz de dejar de ser humano para mirar más allá de lo obvio, más dentro de sí mismo. En su nuevo mundo nada es real, nada es ensoñación, existiendo la única verdad en los latidos de su mermado corazón, que poco a poco consigue entonar su propia cadencia iniciando un maravilloso viaje por su propia realidad.

2.- ¿De dónde emerge esa corriente tan filosófica que se destila ya desde el título?, ¿la trama de la novela tiene algo de autobiográfico?, ¿cómo surgió la idea?
     El libro surge de mi necesidad de escribir. Cuando comencé no tenía en mente ni mucho menos elaborar una novela. Simplemente escribía por rabia, escribía desde la sensación de ahogo. Luego me fui dando cuenta que lo que había salido de dentro de mí podía conformar una historia. Pero fue raro, porque incluso cuando ya era consciente de que estaba elaborando un libro, nuca tuve en mente un final ni un guion. Cuando me apetecía escribía y conforme iba lanzando frases el libro me iba pidiendo que la trama fuera en una u otra dirección.
   En cuanto a si es autobiográfico, bueno, la realidad está ahí fuera y todo es autobiográfico desde el punto de vista que todo es captado y asimilado por nuestro cuerpo. Tras ese tamiz el escritor vuelca la realidad en un papel, y toda esa realidad se convierte en autobiografía.

3.- En el libro hay muchas frases potentes, de esas que dejan huella y te hacen pensar. ¿Qué frase o concepto destacarías?
     Cuando hice la sinopsis destaqué una frase que me gusta particularmente: «Porque la vida es un ahora, y la muerte es un mañana, y un ahora es un instante interminable, y un mañana es una nada infinita». Dice mucho del carácter existencialista de la novela.

4.- ¿Cuál crees que es el punto fuerte de La sombra de la existencia?
     Pues es difícil hablar de una particularidad concreta dentro del libro. Creo que es muy original el hecho de que no haya un narrador omnipotente, y que el propio protagonista ponga en duda lo que éste va contando.
     Otro aspecto importante es que la técnica narrativa es un personaje más de la novela. Va cambiando y adaptándose según lo que va sucediendo. En situaciones de agobio con frases conscientemente largas, muy repetitivas y podríamos decir que hasta pegajosas; en otras ocasiones el flujo de conciencia del protagonista es rápido y con sentencias muy cortas. Unas veces los capítulos se narran en primera persona, otras con un narrador que duda, e incluso hay capítulos narrados por otros personajes que van dando sus distintos puntos de vista de un mismo acontecimiento.

5.- Has declarado en alguna ocasión que tu novela es poco convencional y que no es un libro sencillo de leer. ¿Destinas tu novela a un público en concreto?
     El decir que no es un libro sencillo de leer no significa que no sea apto para todos los públicos. Es cierto que necesita de una mayor implicación del lector, sobre todo en los capítulos iniciales, pero no creo que el lector medio tenga problemas para comprenderlo. Cuando digo que es poco convencional me refiero más bien a su trama. No esperéis grandes giros argumentales ni un número importante de protagonistas. El libro se centra en Grigoriy, en su forma de percibir el mundo, y en cómo ésta va cambiando. Eso sí, tiene un final sorprendente.

6.- Desde luego, la portada incita a leer las vicisitudes por las que atraviesa Grigoriy, el protagonista. Solo viéndola y reparando en sus detalles, parece que cuenta una historia. ¿Qué nos podrías contar de la portada?
     Con ella quise expresar la soledad del protagonista dentro de una sociedad (representada por las sombras que le rodean), a la que no le importa en absoluto lo que le suceda. En contrapartida, la sombra del protagonista, que es el elemento con más luz de la ilustración, es su alter ego, es su forma de rebelarse y es en ella donde las otras sombras se fijan y a la que temen. La sociedad teme y se burla del que no quiere ser como todos.
 
7.- Cuéntanos cómo es tu proceso creador. Por ejemplo, si utilizas esquemas antes o durante su escritura o dónde anotas tus ideas.
     Pues como ya he comentado, al menos en este libro el proceso creativo ha sido totalmente caótico. Y creo que ese caos ha aportado mucha originalidad a la novela. Sin tener nada previamente estructurado me lanzaba a escribir y conforme escribía a veces me sorprendía de cómo iba evolucionando.
 
8.- Leo en tu biografía que tu formación académica no tiene nada que ver con las letras, ¿cursaste algún taller o curso de escritura?, ¿escribiste mucha literatura con anterioridad?
     Nada. He escrito algún relato que otro, pero no he cursado ningún taller ni nada por el estilo. Mi escuela: leer mucho y leer grandes clásicos que me han hecho incluso no dormir ciertas noches.

9.- Veo que has autoeditado tu novela, ¿qué tal la experiencia?, ¿la recomendarías?
     Sin duda. Para editar una novela no hace falta una editorial. Eso sí, para la promoción eso ya es otro cantar. Hasta ese momento sin muchos recursos puedes ir avanzando. Pero una vez publicado te das cuenta de la soledad que provoca el no tener un apoyo tanto en distribución como en promoción.

10.- ¿Estás preparando otra novela o tienes alguna en mente?
     Por ahora mí tiempo lo consume la promoción de La sombra de la existencia. No te niego que tengo algunas cosas escritas, pero no sé si de alguna surgirá una novela, eso no depende de mí, sino de cómo vayan evolucionando cuando me pongo a escribir sobre ellas. Parece de broma pero es esto lo que me sucede.

11.- Por último, ¿podrías recomendarnos un libro para este otoño?
     Recomendaría mil libros. Pero si te tengo que decir solo uno, pues escojo El extranjero de Albert Camus. Si no te lo has leído, deberías. Es una novela muy corta pero con una carga existencialista brutal.


Me llamo Manuel Giménez Medina, soy Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Córdoba, y poseo dos Másteres, uno de ellos un Máster MBA Executive por la Escuela de negocios EOI. En una estancia de un año en Bélgica realicé una tesina en la universidad de Amberes. Actualmente trabajo dirigiendo proyectos de I+D en el sector aeronáutico y tecnológico. Lector compulsivo, sobre todo de novelas clásicas y contemporáneas, uso la escritura como vía de escape. Al escribir relativizo mis problemas, se evaporan, desaparecen. Disfruto hurgando en la miseria humana, en esos bajos instintos, y, sobre todo, en cómo las personas se temen a sí mismas. Esta es mi primera novela, aunque tengo escritos muchos relatos que he ido compartiendo en distintos foros y que iré subiendo a mi página web. Como autores de referencia, es decir, aquellos que creo más me han influenciado, tengo a Faulkner, Kafka, Proust, Huxley, Mishima, Stanisław Lem, Nietzsche, Goethe, Hemingway o Dostoyevski.


Os dejo con el booktrailer de la novela. ¡Disfrutadlo!





En la web del autor podrás leer un capítulo, críticas y reseñas del libro así como conseguir la novela en varias plataformas digitales.
     -La sombra de la existencia.
     -Sorteo en Goodreads.


*   *   *

¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)

jueves, 13 de noviembre de 2014

¡Al rico pleonasmo, oiga!

Los pleonasmos se venden, se subastan al mejor postor y forman parte de nosotros de manera ineludible. ¿Pero qué significa esta palabra tan importante en nuestras vidas? Un pleonasmo es una expresión redundante que se da cuando en una oración se forman vocablos innecesarios para que el significado quede patente. Por ejemplo, bajar para abajo o subir para arriba. Sin olvidarnos de nuestra querida Blancanieves. Una mujer blanca como la nieve, ¿alguien había pensado que la nieve es verde? Por si hay algún despistado, el pleonasmo nos lo indica.
  
"Rotary Phone, Off The Hook II"  |  oil on canvas  |  16" X 24"
Christopher Stott

     Los pleonamos nos invaden, los carteles y la publicidad nos abordan a diario. ¡Llame!, ¡contrate!, ¡asegure!, ¡pida! Cuando llegamos a casa, podríamos hacer un cuadernillo reciclado de hojas de diferentes tamaños y colores. Sería interesante detenerse en la ortografía y en el empecinamiento por no tildar las mayúsculas por sistema. Pero no, esta vez quiero mostraros algunos ejemplos que encontramos nada más salir de casa. Expresiones con un mismo nexo de unión: la redundancia.
     Empecemos con cita previa. ¿Qué le ocurre a cita previa?, ¿hay alguna cita que no sea previa? Tic-tac-tic-tac. Pensadlo. Todas las citas son previas, ¿no? Es innecesario añadir ese complemento tan rimbombante. Así que ya lo sabéis, cuando acudáis a un mostrador y un hombre amable os diga con voz de sieso, ¿qué haces tú aquí?, ¿has pedido cita previa?, podéis contestarle, No, no la pedí previa, la pedí justo en el momento de pedir la cita previa. Eso sí, no contéis con una sonrisa. 
     Lo mejor es cuando vas caminando y cae en tus manos un panfleto publicitario de una copistería (que, al contrario de lo que algunos piensan, no es una tienda donde se venden sombreros de copa). Sin pudor ni vergüenza han escrito eso de "copias exactas". ¡Pues menos mal que son exactas! A una le dan ganas de entrar a la copistería y preguntar, ¿y qué precio tienen las copias que no son exactas?, ¿tienen descuento? Oye, estas cosas nunca vienen mal saberlas. ¿Y qué me decís cuando leéis en la publicidad eso de totalmente gratis? Uy, exclamas, menos mal que es totalmente, si llega a ser solo un poco gratis mi presupuesto no me lo habría permitido.
     Pleonasmos hay muchos, pero hay algunos que te marcan especialmente por algún motivo. Sobre todo cuando vas al médico (experto en letras, ya se sabe) y por encima de la montura de las gafas te aconseja que bebas líquidos. Yo, la verdad, bebería sólidos o gaseosos, pero creo que todavía no se comercializan. ¿O quizá sí y solo lo saben los médicos? Quedará en eterno misterio.
     
¿Y vosotros?, ¿tenéis en mente algún pleonasmo que os haga saltar de alegría? No os cortéis, hagamos una lujosa lista. Quizá yo haya escrito algún pleonasmo sin darme cuenta. Lo mejor de todo esto, es no sentirse culpable, las redundancias forman parte de nosotros. No es peligroso, no hace falta pedir cita previa para ir al médico y que este te diga que bebas muchos líquidos. Queramos o no, la lengua sigue su curso, y eso debería ser sano.
     ¿Habéis descubierto ya mi pleonasmo?

miércoles, 29 de octubre de 2014

"Mañana es Halloween", de Israel Moreno

Seguimos con el mes de Terror de letra y lengua. Tras las dos entradas anteriores: Ella, Drácula, de Javier García Sánchez y Alienígenas en París, llega la entrevista que le hemos hecho a Israel Moreno, autor de Mañana es Halloween. Ya tenemos el pack perfecto para disfrutar de estos días de terror. Te aconsejamos que te compres una sábana y le hagas unos agujeritos. De otro modo, puede que no vivas para contarlo...

* * *                                                                     * * *                                                                  * * *


   E-book

En aquellos campos te podías perder si no andabas con cuidado, sobre todo teniendo en cuenta que había cerca un peligroso acantilado. Entrar en ellos era como aparecer en otra dimensión. Cómo no, estaban acompañados por un escalofriante espantapájaros vestido con ropa vieja y relleno de paja. Creí que me miraba fijamente aquella cabeza hecha con una calabaza rellena de pelo negro y empecé a sentirme incómoda, como si me vigilara. Los largos tallos susurraban mecidos por el viento, y ese leve rumor era todo lo que se oía, aunque pude distinguir unos movimientos en la maleza que me aterrorizaron.
Entonces, la maleza se sacudió una vez más y parecía que iba a mostrarme algo o alguien pero… nada surgió de ella. Aun así parecía que una presencia inquietante me vigilaba. No pude dejar de pensar que el espectro del hermano de Sandra estaba tras aquellas tenebrosas sensaciones, y que, sin duda, debía estar atrapado en este mundo por alguna razón que desconocía.

1.-¿De qué trata tu novela, Israel? 
     La historia nos traslada al poblado de Naime, un escenario montañoso popular entre turistas amantes de esos paisajes y, a la vez, aficionados a lugares ricos en mitos y leyendas. Nos encontramos en la víspera de la noche de Halloween y, a partir de un lugar y fecha común, se nos presentan varios personajes de forma independiente. Una pareja que viaja a conocer a unas amistades cibernéticas. Un agente de policía obligado a trabajar esa noche en un lúgubre ayuntamiento en obras. Y una pandilla de adolescentes que buscan emociones fuertes en una gran mansión supuestamente encantada. Dichas historias contadas de forma paralela conformarán un entramado de situaciones entrelazadas que nos someterán a cuestionarnos qué es real, las intenciones de los personajes y de cómo han llegado a esa situación.  
 
2.- En Mañana es Halloween no he encontrado una localización espacial exacta más que Naime. ¿Te gustaba la idea de dejar al lector que imaginase la zona geográfica concreta? 
     En realidad es un guiño local a la ciudad de Ceuta donde actualmente vivo. La descripción geográfica es muy parecida a la ciudad caballa, aunque lo he ampliado con elementos típicos de las novelas clásicas de terror. Las referencias al Ayuntamiento también son reales e incluso se inspiran en unos hechos ocurridos hace años cuando varios testigos afirmaron haber vivido fenómenos paranormales. Por último, La sirena es un edificio que existe realmente aquí en la montaña al lado del mar pero ni mucho menos se trata de una mansión encantada.

3.-¿Qué tipo de narrador empleas en tu novela?, ¿crees que es ventajoso alguno especialmente en el género de terror?
     La novela y la historia van avanzando a través de distintos personajes narrados en primera persona. Comencé a escribirlo de forma tradicional, es decir, en tercera persona. Pero luego tuve que rehacerlo porque por el tipo de historia que estaba creando no me sentía cómodo en ese tipo de narración. Y aunque no soy muy amante de la primera persona porque te limita para algunas cosas (sobre todo para la acción), es un magnífico recurso para dibujar mejor los personajes y ese miedo psicológico tan presente en el novela. La realidad es caleidoscópica, no puede considerarse desde un solo punto de vista. Esto me dio la oportunidad de componer un todo tanto interior como exterior que hace más completa la experiencia del terror. El resultado es un estilo muy peculiar que no sigue una lógica temporal pero parece que ha gustado mucho a la gente.
Los largos tallos susurraban mecidos por 
el viento y creí que aquel escalofriante 
espantapájaros me miraba fijamente. 

4.- Háblanos de las ilustraciones del libro. ¿Quién las ha realizado?, ¿vamos a encontrarnos muchas?
     El autor es Mika Villalba, un amigo de la infancia que también está intentado hacerse un hueco en el mundillo. Al revisar el libro se comprometió a hacerme algunas ilustraciones porque le entusiasmó la novela. Posteriormente, cuando vi el resultado final, me encantaron. Sólo hay cinco ilustraciones, pero en realidad me hubiera gustado colocar una al final de cada capítulo para que fuera una original propuesta de “novela semi-ilustrada”. Es algo que tengo en mente para la segunda parte e incluso acabar de ilustrar esta primera parte. Pero lo que más ilusión me haría es dar salida a un cómic de la novela. Eso sería genial aunque inviable por ahora.

5.- Veo que también eres guionista y has ganado varios premios de cortos. ¿Cuáles son las principales limitaciones o licencias entre escribir guiones y escribir novelas?
     El guion literario de cine tiene su propia metodología y se caracteriza por ser más simple. De hecho cuando comencé a escribir mis primeros guiones sin tener ni idea siempre tenía que rehacerlos cuando lo examinaba porque daba demasiados detalles inútiles para ese fin. Esa riqueza la tienes que reservar para un libro donde es absolutamente necesario dar riqueza a los personajes, la descripción, los estados mentales etc.

6.-¿Cuáles crees que son los rasgos o los temas principales que no deben faltar en una novela de terror?
     Yo en este aspecto suelo ser muy tradicional. Por eso mi novela es una recopilación de numerosos temas clásicos que han sido recurrentes en el mundo del terror. Intento darles un enfoque moderno pero no dejan de ser algunos tópicos. Y precisamente es eso lo que le está gustando a la gente. Creo que actualmente estamos saturados con el tema Zombi (excepto algunos propuestas originales como la de Jaime Noguera con su España Guerra Zombi), una moda que parece no ser pasajera. Ahora mismo tienen un público extenso, pero muchos lectores y críticos literarios me han reconocido esta vuelta a temas abandonados del terror más puro y tradicional. Todo ello envuelto en el halo de la festividad de Halloween de la que hay menos libros de lo que yo creía.


7.- Desde lo clásico a lo moderno, ¿cuáles son tus principales fuentes de miedo y terror cultural (cine, literatura, cultura popular...)?
     Mis principales fuentes de miedo proceden del cine. He leído menos literatura de terror de la que me gustaría porque hay muchos géneros que también me interesan como la ficción histórica, la novela negra etc. De los autores modernos uno no puede dejar de mencionar a Stephen King. Pero las dos grandes novelas que me inspiraron son Drácula de Bran Stoker y Frankenstein de Mary Shelley. Son absolutamente imprescindibles. Pero mi mayor base la encuentro en mi afición al cine de terror del que tengo un hondo conocimiento. En concreto en Mañana es Halloween encontramos una novela que perfectamente podía haber sido una historia filmada por John Carpenter pero incorporándole influencias de series como Perdidos o Juego de tronos, en el intento de sorprender al lector y viajar al tiempo en forma de Flashback para desentrañar los misterios de las primeras páginas.

8.-¿Crees que la literatura de terror es capaz de generar tanto miedo como el cine de terror?
     Creo que en ambos campos se dan experiencias de terror diferentes. Desde luego que como una buena película de terror en una buena sala de cine… La última que me dejó clavado en la butaca fue Expediente Warren, una colección de clichés pero llevados de forma magistral. En una buena lectura de terror puedes provocar un estado de angustia y tensión. Para crear terror real hay que ser un maestro en estas lides. Algunos lectores me han confesado haber pasado mucho miedo en ciertas partes con mi libro, pero otros destacan más que el terror, el estado tensional que les ha provocado. En definitiva este tema parece bastante subjetivo.

9.- ¿Cómo ha sido tu experiencia con la autoedición?, ¿por qué no te decidiste por una editorial?
     Por ahora muy positiva. En tres meses no he salido del ranking en Amazon de los más vendidos en el género de terror y fantasía. En realidad estoy bastante despreocupado por el tema de mandar el libro a las editoriales. Directamente tuve noticias del mundo de la autoedición, leí entrevistas de autores consolidados del género e intuí que era el camino más fácil para llegar inmediatamente a los lectores. Finalmente he optado por una opción híbrida: la coedición. He firmado con la editorial Falsaria para publicar el libro en más plataformas de venta y publicar una nueva edición profesional en papel que se venderá en diferentes tiendas online de España y Latinoamérica como La Casa del Libro o el Corte Inglés. Esta opción es muy buena porque conservas los derechos del libro y en mi caso particular seguiré controlando la plataforma de Amazon. En una editorial tradicional no suelen concederte este tipo de licencias. Digamos que me voy a quedar tal como estaba pero ellos me ayudarán a tener más difusión y presencia.

10.- ¿Qué libro estás leyendo estos días y cuál nos recomendarías para la noche de Halloween?
     Pues me da un poco de vergüenza admitirlo pero estoy leyendo IT de Stephen King, uno de esas obras maestras que tienes en el tintero, pasa el tiempo y no entiendes cómo no lo has leído aún. Este año me voy a centrar en leer títulos muy pendientes por si puedo aprender algo más para aplicarlo en la segunda parte que estoy escribiendo actualmente. Una buena lectura sería La caída de la casa Usher de Edgar Allan Poe, aunque intentado ser originales podríamos leer para Halloween un comic terrorífico: Locke & Key escrita por Joe Hill e ilustrada por Gabriel Rodríguez. Yo he empezado también a leerla y pinta genial.

Israel Moreno, natural de Utrera (Sevilla), es licenciado en Filosofía y actualmente reside en Ceuta trabajando como profesor. Amante de la literatura y el cine de terror es guionista habitual de cortometrajes. Como productor y guionista cuenta en su haber con los siguientes trabajos: Relevo (2009), Snuff (2011) y Verónica (2014), trabajos que llegaron a la final de varios concursos de cortos del cine fantastico y de terror. En 2010 ganó el primer premio del concurso XVIII Premios Juventud de Ceuta por su colaboración en el corto Relevo.
     Mañana es Halloween (2014) es su primera incursión en el mundo literario y está inspirado en el guión de un largometraje que escribió y nunca filmó. Esta es la mejor manera de conocer esta tétrica historia inspirada en el filme de culto Truco o Trato (2007) de Michael Douguerty. Actualmente trabaja en la preparación de nuevos cortometrajes para debutar como director, un nueva novela de ciencia ficción de literatura Juvenil y ya ha comenzado la escritura de la secuela directa de su primer libro: Hoy es Halloween que publicará en septiembre de 2015. 


Os dejo con el book trailer de la novela. ¡Disfrutadlo!






Enlaces: 
      Web del autor: www.lapandilladelmonstruo.com
      Twitter: @pndillamonstruo
      Facebook: Mañana es Halloween

¿Te gustaría comprar el libro? 
   E-book
    Papel



*   *   *


¡ATENCIÓN! 


Si eres escritor y te gustaría que te hiciera una entrevista en La boca del libro, no tienes más que escribirme a mb.sancha@gmail.com y hablamos. Pero no te preocupes, si no eres escritor, pero tienes algún negocio relacionado con las letras, blog o idea literaria y también quieres promoción, escríbeme a mb.sancha@gmail.com y hablamos (sí, es el mismo correo :)


miércoles, 22 de octubre de 2014

Alienígenas en París

Lo prometido es deuda, y aquí os traigo la segunda entrega del mes de Terror de letra y lengua. Esta vez, la etimología ha venido con sus ristra de ajos a modo de collar para contarnos qué esconden algunas palabras llenas de misterio. ¿Estáis preparados?

Comienzo de la película El baile de los vampiros (1967), Roman Polanski

Alienígena
Resulta frecuente asociar la figura de un alienígena a un ser verde, flacucho y con antenas con intenciones malévolas para con los terrestres (aunque nunca se sabe, igual solo quieren probar nuestra cerveza y disfrutar de un día de playa). Sin embargo, lo curioso es que un alienígena también puede tener carnet de identidad y nacionalidad francesa, húngara o filipina, por ejemplo. ¿Cómo puede ser posible? Porque alienígena posee dos acepciones, una de ellas es 'extraterrestre' y la otra 'extranjero'.
     1. adj. extranjero. U. t. c. s.
     2. adj. extraterrestre (supuestamente venido desde el espacio exterior). U. t. c. s.

Obviando lo de "supuestamente", el adjetivo nos llega del latín como alienigena. Sin embargo, no fue hasta 1803 cuando apareció por primera vez en el diccionario: lo mismo que extrangero. Ya se refería entonces a lo que era originario de otra tierra. De hecho, el antónimo de alienígena es aborigen, o sea, originario del pueblo en que vive.
     Así que no temáis si estos días vais a París, Berlín o Roma a pasar unos días y sentís que estáis rodeados de alienígenas. Probablemente, si habéis leído con anterioridad este gran descubrimiento etimológico, no pasaréis miedo.
 

Vampiro
Quien tiene sus raíces bien definidas es el vampiro. Este no viene a conquistar la tierra (aunque todo se podría debatir), sino a beber tu sangre. Beber y beber. Se pasaría el día bebiendo este pobre desdichado. La palabra nos viene del francés vampire, y esta del alemán Vampir. No obstante, el verdadero origen proviene del húngaro. La primera aparición en el DRAE la encontramos en 1843, y su significado no difiere mucho del actual:
1843
   1. Nombre que dan en ciertos países septentrionales a los cadáveres que suponen salir del sepulcro a chupar la sangre de los vivos. 2.- Murciélago de gran tamaño que chupa la sangre de persona dormidas.
2012
   1. m. Espectro o cadáver que, según cree el vulgo de ciertos países, va por las noches a chupar poco a poco la sangre de los vivos hasta matarlos.
    2. m. Murciélago hematófago de América del Sur.
    3. m. Persona codiciosa que abusa o se aprovecha de los demás.

Hasta aquí, todo parece tener sentido, pero quería compartir con vosotros algo que encontré en el libro Bela Lugosi, Biografía de una metamorfosis, de Edgar Lander (1987). Sobre la etimología de la palabra en cuestión, decía que el vampirismo es una cuestión de bebidas, por ello de su obsesión con la sangre. A continuación, venía una serie de sustantivos en diferentes lenguas eslavas: upir (ruso), upiory (lituano), wempti (polaco), pijawica (croata), mury (bohemio) y vlkodlak (serbio). Es decir, la raíz común de todos estos nombres 'vampiro' es el verbo 'beber'. Después de investigar, he visto que quizá estos sustantivos provenían de un uso antiguo del idioma. En la siguiente lista he aunado el idioma, seguido de la versión antigua de la palabra, cómo se dice actualmente y la traducción del verbo 'beber'. Veamos si tienen algún parecido.

                               Ruso: upir - vampire. Beber: vypivatʹ (transcripción alfabeto latino) 
                               Lituano: upiory - vampyras. Beber: geriamojo
                               Polaco: wempti - wampir. Beber: wypić
                               Croata: pijawica - vampir. Beber: pitke
                               Bohemio: mury
                               Serbio: vlkodak - vampire. Beber: piće (transcripción alfabeto latino).
                               Checo: upír. Beber: pít

Personalmente, me gustaría aclarar un poco la cuestión, así que la pongo sobre la mesa y os animo a opinar. Es cierto que hay ciertos rasgos parecidos entre 'vampiro' y 'beber', pero mi poco dominio de las lenguas eslavas interfiere en mi conclusión, y los diccionarios online en ocasiones confunden. ¿Alguien sabe lenguas eslavas y quiere dar su punto de vista?, ¿alguien es experto en vampiros?, ¿algún vampiro en la sala? Y si no lo sois y queréis dejar vuestro comentario, ¡adelante! Aquí todo es bien recibido.


Os recuerdo que queda una sola entrega del mes temático de terror. Si todavía seguís vivos y no os ha atacado ningún hombre lobo, zombi o político, os animo a que nos sigáis y estéis atentos a la última entrega, donde el autor Israel Moreno nos dará a conocer su libro Mañana es Halloween. ¿Os lo vais a perder o todavía estáis entre alienígenas en París?

-Entregas pasadas de Terror de letra y lengua: 
     -Ella, Drácula, de Javier García Sánchez  

Escrito por María Bravo

lunes, 13 de octubre de 2014

"Ella, Drácula", de Javier García Sánchez

Había restos de sangre por todos lados. En pucheros y baldes. En la bañera de los lavaderos, en el escalfador. Sangre seca y sangre aún fresca. Sangre hasta en techumbres no muy altas y en paredes. Sangre encontrarían al poco en el baldaquino de su lecho y en los caireles de sus sábanas, que eran grecas orladas de rojo. Sangre junto a un agujero que, abierto en las piedras, iba a dar a un acantilado por el que se deshacían de muchos cuerpo, sangre en las chimeneas, sangre por varios pasadizos. Sangre, sangre, sangre (págs. 340-341). 

Editorial Planeta
Género: terror histórico
País: España
Año: 2005
Páginas: 389
Parece innegable pensar que la sangre es el todo del libro. ¿Pero quién la maneja?, ¿quién fue esa Ella que el autor relaciona con Drácula?, ¿existió realmente? Sí, existió. De hecho, estamos ante una novela histórica. La responsable del derramamiento fue Erzsébet Báthory (1560-1614, Hungría), una aristócrata renombrada Condesa Sangrienta. A lo largo de ocho años, secuestro, torturó y asesinó a setecientas mujeres, superando el récord de víctimas de Gilles de Rais, Barba Azul. Fue una fanática de la brujería, de los secretos de las plantas, de la belleza y, cómo no, del culto a la sangre.
     La historia nos la cuentan dos narradores. Predomina el omnisciente en todo el libro, que narra la vida de Erzsébet, desde que nació en el castillo de Csejte pasando por su matrimonio con su primo Ferenc Nádasdy y posterior muerte. Cuando la condesa queda viuda comienza la verdadera historia de paroxismo del dolor y tortura. El segundo narrador tiene nombre, se llama János Pirgist y se apoya en el omnisciente para contarnos de manera indirecta lo que vivió. Conoció a Erzsébet de pequeño y habitó en el castillo con ella, ya que su madre era una de las lavanderas de la fortaleza. Desde joven aprendió a ver, oír y callar llegando a la abulia emocional. Quizá por ello sobrevivió y pudo contar su experiencia más tarde como sacerdote.
     Es importante destacar que la novela está estructurada en dos grandes capítulos que a su vez se subdividen en ocho pequeños episodios. Todos se componen de nombres como Varannó, Leká o Bezkó. Una vez que avanzas en la lectura, descubres que estos corresponden a los castillos que Erzsébet poseía (en total dieciséis). En ellos fue donde torturó con sadismo a las mujeres. Sin embargo, al principio la sangre no es lo esencial, hasta que cierto día descubre que es un remedio contra la vejez, una panacea para el paso del tiempo: "Una costurera, distraída, trajinaba en sus faldones y mangas. Mientras, esa costurera iba hablando con otras criadas. Erzsébet fingía oírlas, pero en realidad estaba al acecho. Y se produjo el pinchazo" (pág. 128).
     Este afán por la sangre y la tortura no lo acomete sola, y tiene a cómplices que la ayudan a traer chicas al castillo. Darvulia, Ezra Májorova, Jó Ilona, Ficzkó y Dorkó también se pasean por la historia sin ninguna clase de empatía por la vida humana. Cuando una lee Ella, Drácula, espera que las torturas no sean la justificación del libro. Pero lo son. Lo atroz, lo monstruoso y lo bárbaro lo forman los gritos, los cortes, las cuchilladas y las fracturas óseas. No se cansaba de torturar, y cuando las chicas caían exhaustas volvía a la tortura: 
"Su gozo era asistir al sufrimiento de aquellas chicas, por lo cual iba a ver cada varias horas cómo seguían. Atrás quedaron los bastonazos, los golpes con el látigo, los puntuales alfilerazos, las graduales puñaladas que daba, ella misma o sus acompañantes, en zonas del cuerpo que no supusieran una muerte rápida (...). Y si alguna de las muchachas se mostraba especialmente rebelde, se la conducía, si era invierno, al yermo helado, sin ropaje que la cubriese. Entonces las hacía atar y, uno tras otro, iban cayéndoles encima cubos de agua..." (págs. 178-179).
Estamos ante un gozo y una perversidad cargada de negrura. Son muertes sin razón para la persona cuerda y con argumento para una mente enferma e infectada de malignidad. Y en Ella, Drácula, todo ayuda para conformar ambas partes, desde la ambientación hasta el estilo de García Sánchez. Ya en la primera frase del libro Anochece en los Cárpatos, tu mente empieza a viajar y el narrador te lleva por castillos, cadenas, puertas chirriantes o noches nebulosas de luna llena que embadurnan el bosque. Por si esto fuera poco, el campesinado aparece latente como los perros famélicos de Erzsébet, pobres con sangre femenina, presas sin alma. El narrador afronta todo ello con un estilo denso, anárquico y desequilibrado. En ocasiones, la cronología se desplaza para dar paso a la irracionalidad de Báthory. Y eso, exactamente, es lo que ordena el libro, su conversión, de humana a animal carnívoro dentro de la pluma apelmazada del narrador. El lector se ve succionado por la novela, hasta los diálogos aparecen en la lengua húngara clásica. Tenemos que seguir leyendo para que la traducción aparezca líneas más abajo. Por fortuna, hay pocos diálogos. Lo que se muestra es más importante que lo dicho.
Restos del castillo de Csejte, Eslovaquia
Una curiosidad es cómo estaba organizado el castillo de Csejte por dentro. Parece que no había cocineras ni ayudantes de cuadra, y que solo se sustentaba por lavanderas y costureras. Desde luego, parte de razón tenía en "contratarlas". Una debía asegurarse de que todo rastro de sangre quedara limpio de puertas para afuera. Porque de puertas para adentro Erzsébet Báthory se creía la más pura, lo dejaba patente en sus baños de sangre.



 "...Toda la sangre era recogida mediante un canalillo que iba a desembocar en sendos cubos que, a su vez, eran calentados de modo constante con un escalfador de barro. De ahí se vertía en la bañera que Erzsébet se había hecho instalar en un lugar de los antiguos lavaderos, junto al sillón desde el que presenciaba las torturas" (pág. 275).

Como veis, nada se desperdiciaba, y cualquier método era bueno para aprovechar la sangre. Con respecto al artilugio La doncella de hierro (utilizado por primera vez en agosto de 1515), se puede leer:  
"Como era de prever, la sangre había acabado por oxidar ese siniestro mecanismo. Chirriaban los goznes, no encajaban correctamente en las puertas (...). Colocándose bajo el artilugio y siendo bañada por la sangre de la sacrificada que estaba en su interior, a la que los clavos dejaban como un acerico de coser. La sangre le caía a borbotones, salpicando su vestido, su piel, su cabello, todo su cuerpo" (pág. 238). 
Ahora que tenemos una pequeña configuración de la Condesa Sangrienta, cabe preguntarse si Vlad Tepes (Drácula) hubiese estado a la altura de tales hechos macabros. En la novela aparece tal figura y el narrador ya nos adelanta que "Si hubiese sido hombre habría imitado a Vlad Tepes Drakul, sin duda. Pero como nació mujer, se veía obligada a hacer eso mismo no en el campo de batalla sino en la intimidad" (pág. 169). Con respecto a esto, leí una frase del escritor J. R. Ackerley que decía que los soberbios terminan por ser humillados, y en la vida de la condesa habrá justicia para ella y sus cómplices. No desvelaré cuál fue ese final, solo diré que, aunque hubo humillación una siempre tiende a pensar que no la suficiente. 

En líneas generales, tanto chorro escarlata de agujas de metal ha fluido para bien en mi inquietud por la novela. Pese al estilo cargado y denso, recomendaría su lectura. ¿Qué no me ha gustado? Que no ahondase en la idea de la eterna juventud, en ocasiones su enrevesamiento y la portada. ¿Que qué le ocurre a la portada? Desmerece al libro, por supuesto. Una no escoge esta novela por la portada sino por el título.
     Desde luego, la novela da para mucho debate, sobre todo histórico, aunque no me compete hablar de ello y elucubrar si lo que se cuenta fue cierto o no. Adelantaré que García Sánchez anexa una bibliografía sobre la figura de Báthory, aunque a esta hay que sumar el diario que la condesa escribió sobre sus aficiones sádicas. Documentado está, solo cabe preguntarse si existen más hipótesis de los papeles en blanco que deja la historia.
 

―De vuestro Evangelio lo aprendí, malditos. Lo decía San Mateo: "Bebed todos de mi sangre, que será ello del Nuevo Testamento, la cual derramarán muchos..." Se calló un instante, y luego siguió―: Yo me he limitado a cumplirlo (pág.  344).




Javier García Sánchez (Barcelona 7 de abril de 1955) es uno de los autores con más influencia en la novela de los últimos años, aunque se inició en la publicación a los veintinueve años con el libro de poesías La ira de la luz, después aparecieron ensayos y relatos, como Teoría de la eternidad o Mutantes de invierno. Su obra fue realmente conocida a raíz de la publicación de La dama del viento sur, que le valió el Premio Pío Baroja de Novela y la aparición de Última carta de amor de Carolina von Gunderrode a Bettina Brentano, finalista del Premio de la Crítica, ambas obras lo situaron entre los autores más destacados de la nueva narrativa española. También ha publicado artículos en Cuadernos Hispanoamericanos, El viejo Topo, Destino, Camp de l'arpa, Tiempo de Historia y Historia 16. Durante dos años fue redactor jefe de la revista Quimera y trabajó en la sección cultural de La Voz de Euskadi. En noviembre de 1991 obtuvo el Premio Herralde de Novela por la obra La historia más triste y en 2003 el Premio Azorín de novela.


* * *

Enlaces:  
     -Hay películas y novelas sobre esta psicópata misógina. Por ejemplo, el libro de La Condesa Sangrienta, de Alejandra Pizarnik, nos acerca también a su figura. Podéis ampliar información en:

Os recuerdo que esta es la primer entrega del mes de Terror de letra y lengua. La siguiente entrada irá dedicada a la lengua y os daré a conocer el origen de algunas palabra de miedo que os pondrán los pelos de punta. ¿Algún reparo en continuar por la senda de calabazas?