lunes, 7 de octubre de 2013

"Joyland", de Stephen King



Random House Mondadori
Género: terror
País: Estados Unidos
Año: 2013
300 páginas
ISBN: 978-84-15725-08-4
Traductor: José Óscar Hernández

Y cuando llegué al que, estaba seguro, era el sitio correcto, justo antes de la entrada a la Cámara de las Torturas, ningún fantasma tendió sus manos hacia mí. Sin embargo, había algo. Lo supe entonces y lo sé ahora. El aire era más frío. No lo suficiente para ver mi aliento en forma de vaho, pero sí, definitivamente era más frío. Sentí un hormigueo en brazos y piernas e ingle, con la piel de gallina, y se me erizó el cabello de la nuca. 

-Déjame verte -susurré, sintiéndome idiota y aterrorizado. Deseando que ocurriera, esperando que no (pág. 151).


Esta novela ha tenido de todo: miedo, amor, leyendas... Ha sido completa, vaya. ¿Es esto normal en Stephen King o suele ir al miedo puro y duro? Sea como fuere, ha avivado mis comienzos de terror literario. La historia cuenta los sucesos ocurridos durante el verano de 1973 por el joven universitario Devin Jones. Consigue trabajo en el pequeño parque de atracciones de Joyland en Carolina del Sur. Hay una montaña rusa, un tobogán acuático, una zona especial para los niños, un área de conciertos y una Casa Embrujada, donde tuvo lugar un asesinato que nunca fue resuelto. Las leyendas y apariciones sobre la joven asesinada, son la comidilla del lugar. Mientras Devin se desenvuelve en su nuevo trabajo haciendo toda clase de tareas, conoce a Mike, un niño enfermizo que desea conocer Joyland antes de morir. El joven consigue que el pequeño se divierta en el parque. Sin embargo, ya es demasiado tarde para dar marcha atrás a la historia y los muertos siempre vuelven del pasado.
     La novela está narrada en primera persona por Devin Jones, cuarenta años después del suceso de Joyland. Se dirige al lector, nos hace partícipes de los sucesos acontecidos entonces sin darle mayor énfasis a la trama principal, cosa que detesto en la literatura. Que inflen el misterio página a página, que nos avasallen a preguntas bucle para después darse el batacazo en un estrepitoso clímax.
     Los personajes se muestran como un colectivo que representa a los "colines" que solo quieren diversión dentro del parque. Por otro lado, tenemos a los feriantes, que conforman los satélites del protagonista. De entre todos ellos, hay uno que no dice la verdad, ¿o sí?, ¿el peligro viene entonces de alguien externo al parque?
     La atmósfera está perfectamente absorvida por un día en el parque de atracciones de vuestra localidad. El griterio en los descensos de la montaña rusa, el calor, los niños correteando, las fotografías captando nuestras mejores caras en las atracciones o los disparos de escopeta para conseguir un peluche tamaño XXL para tu ligue de verano. 


Ambas portadas diseñadas por Robert McGinnis y Glen Orbik.

     
Es un libro cortito estructurado en breves capítulos separados entre sí por un simple círculo con un punto dentro. ¿Que si da miedo? Hay partes que sí, sobre todo las de final, aunque las analepsis (flashback en inglés) me descolocaban en ciertos momentos, pero no llegan a perderte. No obstante, en su conjunto Joyland consituye algo más. Es una historia bella. Es el paso a la madurez, a las decisiones propias, a las amistades duraderas, a la sexualidad. ¿Que si emociona?, ¿y qué libro no lo hace? Las emociones escalan hasta lo alto de la noria y descienden, unas veces despacito, otras más rápido, pero el ritmo nunca para. Siempre está en movimiento. ¿Que si lo recomiendo? Por supuesto, pero, ojo, no vayas buscando solo terror, porque quizá tu adrenalina se queda con las ganas.


*  *  *

Dentro de pocos días, os traeré la reseña del libro del periodista y novelista israelí Amos Oz, De repente, en lo profundo del bosque. ¿Lo habéis leído?, ¿le considerábais escritor de novelas de terror? En pocos días, os traeré más información. Mientras tanto, ya sabéis, si se os ocurre algún títtulo de este género, no dudéis en decírnoslo.



-Enlaces relacionados: "La chica que amaba a Tom Gordon", de Stephen King (17/10/2011)

8 comentarios :

  1. Por lo que pones, Stephen King no es tan terrorífico como parece, al menos en este libro. Yo no he leído nada de él por eso, porque pienso que sus historias son terror puro, pero bueno, algún día lo haré.
    Amos Oz, me suena, pero no tengo ni idea qué tipo de libros escribe, estaré atenta a tus comentarios.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me leí "La chica que amaba a Tom Gordon" hace tiempo y no me pareció tan terrorífico. Quizá justamente he dado con los dos que menos lo son, qué se le va a hacer. Cierto verano cayó en mis manos "Hasta la muerte", de Amos Oz, un libro finito que trataba sobre guerras, judíos y rusos. No me gustó nada. Así que cuando le vi en la biblioteca pensé que había llegado la hora de darle una segunda oportunidad. Ya os contaré el resultado y si ha salido favorecido ;)

      Besos y gracias por el comentario, Pili.

      Eliminar
  2. Precísamente el King que construye historias (la cúpula, la niebla, la tienda, la Torre oscura, la planta... ) me gusta mucho más que el terror crudo de Cujo, Carrie, El resplandor o Susurros... hay escenas que desearía no haber leído :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no sé mucho sobre las fases literarias de Stephen King. En "Joyland" construye una historia con un final que me hizo emocionarme de verdad. Supongo que, como bien dices, estará el de terror crudo, pero hasta ahora no he dado con él. Vi la película "Habitación 1408" (de King, claro), y no se compara el tipo de miedo al que he leído, era paranoia de verdad, vaya. Me recomendaron en un comentario que leyera "Los Tommyknockers", de hecho, está en mi lista ;)
      ¡Gracias por el comentario, Marian! :-)

      Eliminar
  3. Me gustaría mucho hablar de una obra no muy actual pero sí magnífica e injustamente postergada hoy en día: se trata de LEYENDAS de Gustavo Adolfo Bécquer.
    Como su título indica son leyendas en su mayoría escalofriantes, por citar una mencionaré El monte de las ánimas, y que vale la pena tener en cuenta y no olvidar.
    Descubrirlo ahora como escritor, aparte de conocerlo ya como poeta, es una grata sorpresa.que no debemos eludir. Y a l@s amantes de las emociones fuertes les aseguro que el terror lo tienen asegurado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu recomendación, Estrella. La verdad que es un gran libro, pero yo ya me lo he leído. De todas formas, estaba buscando autores modernos. ¡Ya os contaré qué tal está yendo mi búsqueda! :)

      Bss

      Eliminar
  4. Me gustaría leer algo del autor pero con lo miedosa que soy por ahora no me atrevo!

    Acabo de descubrir tu blog, te invito a visitar el mío, besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Atrapada. Yo no soy muy seguidora de King, pero sé que hay libros muy ligeritos donde el miedo pasa a un segundo plano.
      Yo también me he hecho seguidora de tu blog. Me parece muy completo. No dudes en escribirme si alguna vez quieres alguna colaboración ;)

      María B.

      Eliminar