viernes, 16 de marzo de 2012

"No confíes en nadie", de S. J. Watson.

“Mientras duerma, mi mente borrará todo lo que he hecho hoy. E igual que hoy, me despertaré mañana. Pensando que soy joven. Pensando que aún tengo por delante una vida llena de posibilidades”.
   Así comienza No confíes en nadie, la novela que el inglés S. J. Watson sacó al mercado español a mediados del 2011. Es un libro que trata sobre el recuerdo y el olvido, sobre la confianza y la obsesión por querer tener confianza.

  Christine amanece todas las mañanas con la mente vacía de recuerdos debido a un accidente sufrido hace años. Cada vez que se despierta no sabe donde está, por qué está allí  ni quién es el hombre que yace a su lado: “El dormitorio me es ajeno. Desconocido. No sé dónde estoy, ni cómo he llegado hasta aquí. Ignoro cómo volveré a casa”. A raíz de este planteamiento, la protagonista nos irá guiando por su reducido y claustrofóbico mundo lleno de apariencias. Los protagonistas son su marido Ben, junto al que amanece todas las mañanas; Noah, el psicólogo que lleva su caso; Clarie, su mejor amiga y Adam, su hijo fallecido en combate. Sin embargo, uno de estos personajes no dice toda la verdad y la angustia se vuelve más espesa en la novela.

   Lo que me gustó del libro fue que está narrado en primera persona y la sensación de agobio es mayor por no saber la verdad que se esconde a su alrededor. Christine nos conducirá a través del libro con una visión reducida de las cosas y seremos partícipes de sus sentimientos y angustias de primera mano. Esto es conseguido a través de un diario, por el cual nos hace partícipes de su repetido día a día que le ayudará a recordar quién es diariamente al leerlo. En relación a esto, la novela está dividida en tres partes: 1) Hoy, 2) El diario de Christine Lucas y 3) Hoy.

   También me gustó la atmósfera claustrofóbica que consigue el escritor. Esto lo hace por diferentes vías: 1) por la ambientación: días grises, silenciosos, espacio cerrados y sencillos llegando incluso al minimalismo; 2) por el poco repertorio de personajes, que permite que el círculo cerrado de las mentiras sea más pequeño; 3) a través del narrador en primera persona, que nos hace partícipes de sus emociones; 4) por medio del estilo de la narración: frases cortas, enumeraciones cortantes de punto y seguido.

   Es la primera vez que leo un libro con este tipo de trama, y supongo que los habrá mejores. No me cabe duda. Al empezar la novela, me venían a la mente todo tipo de perversidades que puedes hacer con una mujer que no recuerda quién es cada mañana. Y en ese sentido, estaba un poco a la expectativa de cómo lo resolvería el escritor. Es un libro fácil que se lee muy deprisa, aunque es verdad que hay punto en que la historia permanece parada y se hace algo monótono. Pero la parte final se pasa de un plumazo, aunque te quedas con la sensación de que tienes más preguntas que al principio.

   Os dejo con una parte de la película, que se está rodando. Al final del vídeo podréis escuchar: “El libro que se ha convertido en un fenómeno editorial antes incluso de su publicación”. Uy, esas son palabras mayores amigo. Realmente, sorprenden algunas frases publicitarias que pretenden vender más. 







¿Y si olvidaras quién eres cada vez que despiertas?, ¿Qué sucedería si no recordaras tu nombre, tu identidad, tu pasado e incluso a todos los que amas cada mañana al despertar? ¿Y si además sospecharas que la única persona en la que confías no te está contando toda la verdad?...



-S. J. Watson, No confíes en nadie, Grijalbo, Barcelona, 2011. Número de páginas 373. Título en inglés: Before I go to sleep.

12 comentarios :

  1. Pues por lo que cuentas tiene muy buena pinta. A ver si cae en mis manos...El tema me gusta y me parece original.
    No quiero ver el vídeo ni oir frases publicitarias, prefiero sorprenderme.
    Buena reseña
    ;)

    ResponderEliminar
  2. Después de leer tu reseña confieso que tengo curiosidad por comprobar como resuelve esta situación nuestra amiga.
    Puede que sea el tipo de lectura ideal para cuando acometes un viaje en avión y desconoces el tiempo que pasará desde que uno aparece en la terminal de salida con su tarjeta de embarque hasta que por fin, horas (¿días?) después, recupera su equipaje en la terminal de destino.
    Y se agradece tu discreción no revelando el final, pero sí voy a hacerte una pregunta: ¿aguantaría este título una segunda lectura?

    En cualquier caso, buen trabajo.

    Besos

    Guardabosques

    ResponderEliminar
  3. PULGACROFT: Yo a veces también hago eso con algunos libros. No leo el resumen de la contraportada hasta que no voy por la mitad del libro. Eso sirve para soprenderte, tienes razón. Muchas veces no sabes cómo se va a desenvolver una trama que tienes entre manos, pero la contraportada te lo dice y piensas: "para qué lo habré leído".
    Te agradezco el comentario :)

    Guardabosques. Me alegra saber que te he generado curiosidad, eso es bueno. Puede ser un libro para un viaje, perfectamente. Es muy sencillito de leer, y es adictivo. El final de un libro no lo suelo revelar, pero no por falta de ganas, ¿eh? jeje, porque sería otro punto importante para comentar.
    Con respecto a tu pregunta sobre si aguantaría el título una segunda lectura, yo creo que sí (si es que he entendido bien la pregunta). Es más, te enterarías mejor de los detalles y prestarías más atención a los gestos, movimientos y palabras de los protagonistas para relacionar mejor el final.
    Gracias por tu comentario guardabosques :) ¡¡Un saludín!!

    ResponderEliminar
  4. Me has dado ganas de leer el libro :)

    J.

    ResponderEliminar
  5. Lo anoto. Aunque me parece que al leerlo me agobiará un tanto.
    A veces, un instante al despertar te quedas en blanco y no recuerdas qué día es y ...
    Y eso es sólo un instante, así que días y días, no quiero ni pensarlo

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. J. Ya me dirás si consigues leer el libro. =)

    TriniReina. La verdad es que si lo piensas friamente es bastante agobiante despertarte todas las mañanas con un solo objetivo: recordar toooda tu vida. Sí, un tanto cansado. A mí ese aspecto me pareció agobiante. Las neuronas de la protagonista deberías de estar muy desgastadas. Hay partes en el libro en que ella habla de esto, en que es muy cansado no tener vida normal, ni sueños, ni futuro, ni nada, porque cada vida dura 24 horas. Al final del libro ofrece unas pequeñas palabras a los enfermos de alzhemier. No sé si la patología de "No confíes en nadie" será real, pero sino, seguro que hay casos que se acercan mucho.

    ¡¡Saludos y gracias por leerme!!

    ResponderEliminar
  7. Pues me ha gustado mucho el libro María, no me ha defraudado en absoluto. Gracias por la recomendación.
    He enlazado tu reseña en la mía de mi blog.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. PULGACROFT: Me alegra que no te haya defraudado... después de lo bien que lo puse en la entrada. Te agradezco el enlace, voy a leer tu reseña sobre el libro.

    Bss

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué ganas me acaban de entrar de empezar a leerlo¡
    Una reseña fantástica y muy atrayente.
    Mi maratón de agosto se avecina muy buena...
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría saber tu opinión cuando te lo leas ;) Diviértete con la maratón.
      Bss

      Eliminar
  10. Hola. Acabo de terminarlo y me ha enganchado desde el principio. Fue empezar a leer y no querer parar...
    En otras palabras, es "ABSORBENTE"
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, has elegido la palabra correcta. Me alegra saber que este libro te ha causado tantas sensaciones y que el resultado de todas ellas haya sido que te ha gustado :)

      Muchas gracias por tu comentario, Marian.
      Un saludo

      Eliminar